El Gobierno designó a Sebastián Ignacio Ibáñez como nuevo jefe de la Casa Militar

Asumirá en el cargo en reemplazo de Alejandro Guglielmi, que, tras formar parte de las administraciones de Macri y Fernández, fue despedido por decisión de Karina Milei.
sábado, 16 de marzo de 2024 19:29
sábado, 16 de marzo de 2024 19:29

Tras la decisión de Karina Milei de destituir a Alejandro Guglielmi como de su cargo como jefe de la Casa Militar, encargada de la seguridad presidencial, la Casa Rosada y la Residencia Oficial de Olivos, el Gobierno designó al coronel Sebastián Ignacio Ibáñez.

Guglielmi había sido designado en su cargo durante la administración de Mauricio Macri y continuó en él durante los cuatro años de la presidencia de Alberto Fernández. Aunque la noticia de su destitución trascendió el viernes en la Casa Rosada, aún no se había comunicado oficialmente ni se conocía el nombre del militar que lo sucedería.

La Casa Militar está bajo la órbita de la Secretaría General de la Presidencia, o sea a cargo de Karina Milei, hermana del presidente, que fue quién lo despidió. De hecho, se rumorea que la funcionaria podría haber tenido diferencias con Guglielmi, lo cual habría impulsado aún más su remoción.

Además, este organismo tiene a su cargo la protección de las sedes presidenciales, tanto la Casa Rosada como la Quinta Presidencial de Olivos, con el apoyo del Regimiento de Granaderos a Caballo del Ejército. Esto incluye la presencia de edecanes de diferentes ramas militares y de Seguridad e Inteligencia.

Vale destacar que la destitución de Guglielmi marca un quiebre en la continuidad de la Casa Militar, ya que no solo fue testigo del traspaso de poder entre los gobiernos de Mauricio Macri y Alberto Fernández, sino que también fue crucial en causas como el espionaje a las familias de los tripulantes del ARA San Juan, donde su testimonio fue requerido por la defensa del expresidente Macri. A su vez, la relación que mantuvo con el gobierno libertario no ha sido la mejor, ya que su pasado familiar, marcado por vínculos con represores de la última dictadura militar, generó resistencias en ciertos sectores políticos. 

De esta manera, el nombramiento de Ibáñez plantea una reconfiguración en la seguridad presidencial, debido a que sus conexiones políticas dejan entrever que la Casa Militar podría tomar otro rumbo bajo el ala de La Libertad Avanza.

Comentarios