Lo observó el intendente de la Capital

“Vemos que Nación se desentiende de salud, educación y de la urbanización”

Gustavo Saadi se refirió a los efectos de la gestión libertaria con el recorte de fondos y la caída de la coparticipación. Dijo que la imprevisibilidad lleva a una redefinición casi diaria de los recursos.
viernes, 22 de marzo de 2024 01:59
viernes, 22 de marzo de 2024 01:59

Para el intendente de la Capital, Gustavo Saadi, casi no caben dudas que el Gobierno Nacional libertario, además de pisar los recursos a las provincias (y por ende a los municipios) en un contexto de recesión, mira para otro lado con la atención a factores de desarrollo social. “Hoy vemos un Gobierno Nacional desentendido en materia de salud, en educación y en urbanización”, dijo el alcalde para mencionar que el incremento para la atención de esas políticas implica a la vez redefinir las metas planteadas en la gestión. Como muestra de ello, comentó el impacto que tuvo para el plan de asfaltado de la ciudad. 

En diálogo con La Brújula, el jefe comunal capitalino señaló: “hoy la ayuda de Nación, no solo en medicamentos, sino en alimentos a comedores, a comedores escolares y la ejecución de obras dejó de llegar y nos estamos haciendo cargo, entre la Provincia y el municipio, de un montón de esas situaciones”. En este orden de ideas, esgrimió que el municipio tuvo “que parar alguna obra para poder dedicar esos recursos a esta situación, igual que tratar de recomponer un poco el salario de los agentes municipales”.

El intendente remarcó que “la situación es muy compleja por la quita de recursos, algo que nos preocupa a todos los intendentes de las capitales provinciales, con quienes pedimos reunirnos con el ministro del Interior Guillermo Francos, para tener previsibilidad”. Saadi ilustró el contexto rescatando el plan proyectado en la Capital para “tener el 100 por ciento de los barrios de la ciudad asfaltados, el 100% de barrios con luces led y todos los barrios con agua y cloacas”. “Teníamos mucha claridad en la primera etapa de encarar esos servicios”, subrayó para estimar con cierta desazón que “quizás el asfaltado en algunos barrios llegará un poquito más tarde, ya que los precios se fueron por las nubes y bajó la coparticipación”.

“Nuestros objetivos a cuatro años eran esos, quizás vamos a tener que esperar un poco con el asfalto tratando de solucionar estas cuestiones alimentarias, de medicamentos, mantener los servicios básicos del municipio y continuar aquellas obras que tenían financiamiento nacional, porque si la obra se abandona, después hay que comenzar de cero y es un doble gasto”, explicó el intendente.

Así las cosas, Saadi sostuvo que se están priorizando el destino de los recursos. En este sentido, retomó el eje sobre el estado de las calles de la ciudad para afirmar: “estamos trabajando en un plan de bacheo, sabemos que falta, pero no damos abasto”. “El problema es la falta de previsibilidad”, insistió para recapitular que debido a “la quita de fondos, más la caída de la recaudación, por ahí a nosotros nos obliga a redefinir metas y objetivos semanalmente”. “Estamos redefiniendo el tema de los recursos”, acotó.

“El Gobierno Nacional se está desentendiendo de todos los problemas”, contempló para ilustrarlo con el dengue: “En la ciudad venimos trabajando a destajo, desinfectamos más de 120 barrios y antes por lo menos había coordinación con Nación, donde por lo menos establece estadísticas, asistencia técnica e incluso hasta recursos”. “Hoy vemos un Gobierno Nacional desentendido en materia de salud, en educación y en urbanización”, cerró el alcalde.

Comentarios