Para un empleado categoría uno

Dusso lleva el plan de venta de lotes de la Capital para empleados de la Legislatura

La idea es facilitar la adquisición de viviendas con un esquema de financiamiento mixto entre el sector público y los privados. Toma de muestra el plan de venta de 500 loteos con obras de infraestructura.
sábado, 23 de marzo de 2024 01:35
sábado, 23 de marzo de 2024 01:35

Ayer, el senador Horacio Gutiérrez junto a la presidenta de la Cámara de Diputados, Paola Fedeli, presentaron una iniciativa a través de la cual el Poder Legislativo propone abrir la posibilidad de brindar un plan de viviendas para las y los empleados legislativos dentro de un esquema mixto público-privado, donde participarían tanto el Estado provincial, como la Municipalidad de la Capital, la Nación y las empresas que brindan servicios tanto desde la construcción como desde la financiación y la provisión de materiales.

Se trata de una iniciativa impulsada por el vicegobernador Rubén Dusso, que busca coordinar una unión de esfuerzos entre empresas privadas, gremios, el Estado y el Municipio de la Capital, que ya avanza con un plan de venta de lotes que incluyen infraestructura, servicios públicos y obras de urbanización. Durante la presentación, el senador Gutiérrez agradeció la gestión del vicegobernador, mientras Fedeli señaló que se creará una web del Poder Legislativo, para consultas, información e inscripciones.

Por su parte, el presidente de la Federación Económica, Alejandro Segli, explicó que se estudia la posibilidad de trabajar sobre 1.600 lotes en total. “Estas iniciativas buscan una tracción entre el Gobierno Municipal y el Gobierno Provincial, las empresas privadas y nosotros como proveedores. Lo que buscamos es que la producción para esas viviendas sea 100% local, que nuestra gente tenga trabajo, que haya generación de empleo directo para la construcción, para la adquisición de los materiales”, indicó.

Respecto al financiamiento, señaló: “se está estudiando la forma de financiación de los lotes y los aportes iniciales de construcción. Hay 1.600 lotes disponibles y se están urbanizando 250. Hay que vender esos 250 lotes e intervenir 250 más y que más catamarqueños tengan la posibilidad de acceder”. Dicho de otra forma, casi idéntico al plan del municipio capitalino, donde la compra de los terrenos sirve para apalancar las obras de infraestructura de la siguiente etapa. 

En este sentido, el titular de la Federación Económica detalló: “la obra en sí, el anticipo, tiene un valor similar al del lote hoy, hay que ver el contexto hacia dónde nos lleva, más llegando a junio. Ahí cubriríamos un 40% más o menos, y el financiamiento del 60% restante, se está analizando con el Gobierno Nacional la forma”. “Entendemos que va a ser a través de alguna entidad bancaria privada, por eso hablé de que los anticipos sean a través de financiamientos no tradicionales, para no afectar la capacidad de crédito de quien acceda a la vivienda. Una vez que esté redondeado el proyecto, se elevará a Nación”.

Por su parte, el secretario de Urbanización y Arquitectura de la Capital, Javier Varela, comentó: “el intendente Gustavo Saadi transmitió el objetivo de lograr la regularización dominial de muchas tierras que el municipio posee, para hacer loteos que propendan a ser viviendas dignas para nuestros vecinos”. A la vez, comentó: “el municipio ya ha empezado a realizar obras de infraestructura, con un grado de avance importante, cercano al 80%, y que están entre los 250 y los 500 lotes con ejecución de infraestructura”. 

“El municipio va a poner a la venta estos terrenos y, a través de la recaudación de su venta, se va a seguir con la infraestructura de otros 1.000 o 1.100 terrenos, ya regularizados dominialmente. Los lotes están ubicados en el sur de la ciudad, en las inmediaciones de la avenida Sal Gemma y la avenida Ojo de Agua”, señaló el funcionario municipal.

En tanto, Rafael Villagra, arquitecto, empresario constructor y miembro de la Cámara de la Construcción, mencionó: “la vivienda tiene una gran demanda y el Estado no está en condiciones de resolver totalmente esa problemática. Ante esa situación, se presenta un desafío donde el Estado y el sector privado buscan componer una manera distinta de ofrecerle a la sociedad soluciones. Aquí el sector privado, entonces, no sería solo contratante de los programas de Estado, sino socio en el desarrollo”.

Comentarios