Aumento de la luz

Nación dejará de subsidiar a pymes, industrias y comercios

Preocupación en fábricas por el impacto de la medida en plena crisis económica: temen que haya más despidos.
martes, 5 de marzo de 2024 00:38
martes, 5 de marzo de 2024 00:38

El Gobierno anunció que dejará de subsidiar las tarifas de las empresas. Sólo financiarán a “familias vulnerables” en un nuevo esquema de subsidios a la demanda que no fue detallado.

Así lo anunciaron funcionarios del Ministerio de Economía y de la Secretaría de Energía durante la última audiencia pública.
Salvador Gil, funcionario de Energía, explicó: “El nuevo esquema no contiene ningún tipo de subsidio a las actividades productivas.

No sería compatible subsidiar a la energía y tener precios liberados”.
En tanto explicó cómo funcionará la nueva Canasta Básica Energética (CBE), informó: “Sólo se van a subsidiar necesidades humanas básicas y cuando sea necesario”. 

De hecho, el nuevo esquema subsidiará directamente a la demanda, a través de una transferencia directa al banco, o un descuento en la factura.

En la misma línea, Martín Vauthier, asesor en Economía, afirmó: “En un contexto de recursos escasos, se eliminan subsidios a la demanda no residencial, por ejemplo, en procesos productivos, dado que en dicho caso no es posible asegurar que los beneficiarios reales sean los sectores de menores ingresos”. 

Al menos 100 mil empresas son las afectadas y la medida podría derivar en más despidos en un momento marcado por la recesión.

En el informe sobre tarifas que realiza el IIEP, la UBA y el Conicet se observa que con la reprogramación trimestral que hizo

Economía en febrero, que fija los precios mayoristas de la energía, los segmentos con mayor incremento en el precio de la energía serán los comercios e industrias pequeñas.

En el caso de los comercios pequeños con una potencia de 10 KW y un consumo de 1.200 kwh/mes, tuvieron un incremento del 276% en el precio mayorista de la energía. 

Hasta enero estos usuarios pagaban el 18% del costo. En el AMBA, pasaron de abonar una factura de $64.775 a $266.213 en febrero, con impuestos.

Para los pequeños usuarios industriales, con una potencia contratada de 35 KW y un consumo mensual de 6.500 Kwh/mes, tuvieron un incremento en el precio de la energía del 178%. Hasta enero estos usuarios pagaban el 31% del costo de la energía. 

Pasaron de abonar una factura de $274.875 a $1.060.187 en febrero, un salto abrumador para economías que ya se encuentran resentidas por la caída de los salarios, en un círculo vicioso para el bolsillo, ya que estos aumentos repercuten también en el precio de los productos.

El Gobierno anunció que lanzará un programa de eficiencia energética, en conjunto con financiamiento del Banco Mundial, para dar créditos a comercios y pymes para que puedan reconvertir sus equipamientos eléctricos, y así lograr mayor eficiencia y ahorro.

Ese último anuncio no generó ningún entusiasmo, y varias cámaras industriales advirtieron sobre las consecuencias gravísimas que ocasionará la suba de energía. Se menciona un aumento en los despidos o suspensiones temporarias de personal, aunque otras firmas evalúan directamente el cierre. 

Comentarios