Conflicto Club Social: Navarro trató de “usurpador” a Esteban Cano y este le respondió

viernes, 12 de abril de 2024 01:37
viernes, 12 de abril de 2024 01:37

Arturo Navarro, presidente del Club Social y Esteban Cano, a cargo del Bar Caravatti, tuvieron un cruce a partir de la situación que mantiene en conflicto a ambas instituciones por el alquiler donde funciona el bar.

Primeramente, Navarro se refirió a tal situación y recordó que había un contrato de alquiler con Plaza 25 SRL representada por Esteban Cano, el cual venció el 30 de agosto del año pasado y por decisión de la asamblea no se renovó el contrato, pero que Cano lo siguió explotando y “dejó de pagar alquiler. No paga nada desde esa fecha hasta ahora y ha adoptado una actitud cuasi mafiosa, haciendo denuncia contra el Club Social”. 

Agregando que ayer “apareció otra denuncia que hace este usurpador. El ocupa que tenemos dentro de la institución”, refiriendo que la misma hace referencia a la obstrucción en una chimenea y que el personal policial y judicial, según Navarro, pudo constatar que no hay ninguna obstrucción.

“Parece que este señor Cano piensa que es una casa de juego, cuando realmente en nuestro club tenemos actividades culturales permanentemente”, dijo; para acotar que Cano “es como el dicho que dice ‘el ladrón juzga por su misma condición’. Él tiene un irrespeto total por las leyes, hacia la convivencia, tiene una falta de ética total y cree que todos somos iguales y nosotros somos diferentes, no trabajamos por la plata”. 

Seguidamente, Navarro recordó las denuncias que hizo en la Justicia Federal contra Cano para que se investigue el origen y el desarrollo de los fondos de Cano que “paso de ser un empleado judicial a ser un super potentado que dice que tiene 600 empleados”. 

Asimismo, hizo mención a los motivos que llevan a querer no seguir con el alquiler, entre ellos la falta de la atención exclusiva por parte de un mozo para los socios y el descuento del 50% sobre lo consumido. “Tenemos decidido que cuando se retiren los ocupas que tenemos actualmente vamos a llamar a una licitación”, adelantó.

Al tomar conocimiento de lo expresado por Navarro, fue el propio Cano que habló con El Esquiú Play, calificando como “mentirosos” los dichos del propio Navarro, agregando: “No puedo permitir el maltrato y las mentiras que profirió sobre mi persona y sobre los hechos”. 

Sobre el calificativo de usurpador, Cano mencionó: “Me llama la atención que un perfil como Arturo Navarro, siendo él abogado, no sepa distinguir conceptualmente desde lo jurídico lo que es ser usurpador”, aclarando que no es tal situación, pero sí un inquilino con contrato vencido. Luego se refirió sobre la denuncia presentada contra el titular del Club Social por la obstrucción. 

En cuanto a la atención exclusiva que dio cuenta Navarro, Cano precisó que esta “fundado” porque había mala atención, aduciendo que para los mozos “era una tortura, un tormento” y sobre la acusación de querer quedarse en el local, el representante del Bar Caravatti dijo: “Nunca imaginé que esto ocurriera y no puedo dejar 50 familias abandonadas por el capricho de una persona”. “No es que no quiera pagar (…), no puedo ir atrás de obligarlo que reciban el dinero”, enfatizó. 

Consultado sobre si dejará el Club Caravatti, Cano mencionó que “de momento no tengo esa información concreta”. 

Finalmente, sobre el cuestionamiento a la forma en la que ganó dinero, Cano dijo que lo hizo con honestidad y trabajo y que, si a alguien le debe dar explicaciones, “seguramente no es a Navarro”. “Yo le diría a Arturo Navarro que en vez de desvelarse tanto en juego y durante la noche (…), que se ponga a trabajar”, concluyó.
 

Comentarios

Otras Noticias