Llamativa “institucionalidad” de la Iglesia

Fuerte malestar con el obispo por el manto de la Virgen bordado con la imagen de Milei

A través de las redes sociales, legisladores y dirigentes afines al oficialismo cuestionaron en duros términos a Luis Urbanc, quien bendijo una imagen réplica de la Virgen realizada para el Presidente de la Nación.
lunes, 15 de abril de 2024 01:26

Por una llamativa “institucionalidad”, estalló ayer el malestar y duras críticas hacia el obispo Luis Urbanc. A través de las redes sociales legisladores afines al oficialismo provincial, dirigentes del peronismo e incluso la propia ciudadanía lamentó que, en la previa a la procesión de la Virgen, el máximo representante de la Iglesia local haya bendecido una réplica de la Morena del Valle para ser obsequiada al Presidente Javier Milei “con un manto alusivo” que llevó bordado la imagen del jefe de Estado nacional en su encuentro con el Papa Francisco. 

Según explicó Urbanc, el regalo fue iniciativa de “un grupo de mujeres que bordan estos mantos dedicándose horas a esta tarea, personas que donan materiales como la tela, los adornos y piedritas, la corona hecha por un señor acá, en Catamarca”. “Ellos han tenido la intuición, han sentido en su interior, ante las dificultades que vive nuestra Patria, hacer esta imagen réplica para donársela al señor Presidente de la Nación”, agregó el obispo. También mencionó que el secretario de Culto de la Nación, Francisco Sánchez, “se la va a llevar en nombre del pueblo de Catamarca y rezaremos para que encomendándose a Ella pueda tomar las decisiones que tanta falta hacen para nuestra Patria; que podamos superar los problemas, todas estas dificultades en las que vivimos, tantas inequidades”.

“Recemos nosotros por el Presidente, que él rece delante de esta Imagen y piense que todos los argentinos tenemos una madre, la Madre del Cielo, y esta Madre quiere tener a sus hijos bien y nosotros tenemos que ser intermediarios para que todos estemos bien”, anheló Urbanc. De acuerdo con el comunicado oficial de la Iglesia, el diseño y la idea corrió por cuenta de tres sacerdotes: el padre Juan Sebastián Vallejo Agostini, de Buenos Aires; el padre Oscar Bourlot, de Gualeguaychú; y el padre Mario Gustavo Molas, de Catamarca.

La bendecida imagen tuvo fuerte repercusión en las redes sociales. Entre quienes plantearon su malestar estuvo la senadora nacional y exgobernadora Lucía Corpacci. Sin vueltas, la legisladora dijo que sintió un estado de ánimo “entre indignación y profunda tristeza” y se dirigió al obispo para indicarle que “no mezcle política con la Virgen de todos los catamarqueños”. La expresidenta de la Cámara de Diputados y dirigente justicialista, Cecilia Guerrero, fue más allá. “Parece un chiste, pero dolorosamente no lo es”, indicó acompañando el posteo con la imagen del manto. “Sólo en el mundo ‘Urbanc’ estas cosas pueden suceder: el manto de la Virgen bordado con la imagen del autor de la frase ‘es el representante del maligno en la tierra’, con la que descalificara al Papa Francisco, jefe de la misma Iglesia de la que el obispo es dignatario”, recordó la exdiputada, para acotar que “nunca nadie se animó a tanto”. En esa publicación, la legisladora Natalia Ponferrada comentó: “Es una falta de respeto hacia la Virgen y a todos los creyentes y devotos. Una blasfemia”. Corpacci también se sumó a los comentarios para deslizar: “Es increíble y aterrador, no solo lo que dijo del Papa; es el causante de miles de despidos, el que proclama cerrar las universidades públicas, el que recorta recursos a los niños, a los comedores, a los mayores les priva de sus remedios, el que no permite que se compren oncológicos para los que no tienen, el que hace del odio su bandera. Pobre Virgen, a qué la sometieron”. Por su parte, la diputada Adriana Díaz evaluó que “lo más sano para un sistema democrático es la separación de los intereses de Iglesia y Estado”. A la vez, distinguió: “Se supone que la fe mariana trasciende posicionamientos partidarios/políticos y que el obispo Urbanc bendiga un manto confeccionado especialmente para Milei, en plena celebración oficial religiosa en la Catedral, mínimo está fuera de lugar”. 

Además, la oficialista puso un manto de dudas sobre el motivo de la imagen: “¿Quizá el gran interés del obispado en su conjunto por ‘halagar’ al Presidente habría que buscarlo en el provecho de que no se toque el financiamiento que el Estado brinda a la institución Iglesia Católica?”. En este sentido, deslizó: “El gran financiamiento que recibe la Iglesia son los impuestos que no se le cobran, los terrenos que se le ceden y los subsidios (monetarios, de agua, luz, etc.) a sus parroquias y colegios religiosos”.
En tanto, el diputado Juan Denett remarcó: “La Virgen del Valle es de todas y todos los catamarqueños, no para que el obispo la use para hacer política”, mientras la legisladora Stella Nieva apeló a la moderación: “Que el obispo no empañe la fiesta de miles de devotos. Nuestra Fe trasciende cualquier posicionamiento político”.

Comentarios

Otras Noticias