Conflicto en el bar Caravati

Arturo Navarro: "Esteban Cano está usurpando, cometiendo un delito"

El presidente del Club Social apuntó contra el propietario del bar e hizo duras acusaciones.
viernes, 19 de abril de 2024 10:28
viernes, 19 de abril de 2024 10:28

El conflicto entre el dueño del bar Caravati, Esteban Cano, y el propietario del Club Social, Arturo Navarro, parece no tener fin. La causa de todo, la disputa por la renovación del alquiler del bar y una serie de denuncias cruzadas y acusaciones. Durante la mañana de este viernes, Navarró brindó su versión de los hechos en Radio El Esquiú 95.3.

“A este tema lo tomo de la misma forma que tomé a las 4 o 5 denuncias que va haciendo el señor Esteban Cano en contra de las autoridades del club”, manifestó.

“El solo efecto (de las denuncias) es causar daño y tratar de atemorizarnos o extorsionarnos para que le firmemos un contrato que ya la mayoría de los socios, a través de una asamblea, decidieron no renovar”, sostuvo.

Sobre las denuncias de acoso realizada por empleadas del bar Catavati, Navarro, afirmó: “Ya lo dije el año pasado y lo vuelvo a reiterar, la institución desconoce que hayan existido hechos de acoso y si llegan a mi conocimiento de manera fehaciente yo sería el primero en denunciarlo. Nunca he presenciado hechos de acoso dentro de la institución a los mozos del bar, al contrario, había muy buena relación entre el personal del bar y los concurrentes a la institución, al club”.

A continuación, apuntó directamente contra Esteban Cano respecto a dichas denuncias: “He tomado conocimiento por algunas mozas del bar, algunas que incluso fueron despedidas, que realmente el acoso lo sufrieron ellas. Las obligaban a hacer declaraciones a la prensa de supuesto maltrato, cuando realmente no existía y el maltrato lo sufrieron ellas y de hecho creo que las que declararon en su momento algún maltrato, ninguna está trabajando ya en el bar Caravatti. Todas se fueron mal por el maltrato que recibían por parte de la encargada y de Esteban Cano”.

Al referirse al conflicto central, señaló: “Él tenía un contrato hasta el 30 de agosto del año pasado”. A continuación, detalló: “El señor se quedó usurpando la propiedad del Club Social 25 de Agosto y lo sigue haciendo hasta el día de hoy, facturando más de 50 millones de pesos por mes -lo que factura ese bar- y es la única razón por la cual sigue. Hará cuenta que después tendrá que pagar los daños y perjuicios; le saldrá barato”.

“Sin contrato y contra la voluntad de los dueños se quedó usurpando la propiedad, esa es la situación legal hoy en día”, insistió.

Acto seguido, afirmó: “Tenemos un juicio de desalojo iniciado que está avanzando y causas penales, no hay ninguna causa penal en contra de todos los que denunció hace poco también”.

Sobre Esteban Cano sostuvo que “es una persona que está haciendo un delito. Está usurpando una propiedad. Nosotros no tenemos el poder económico que tiene él, no queremos el manejo en los medios que hace Cano. Hay muchos periodistas que saben hablar y opinan del tema y jamás consultaron a nadie del club como es la situación”.

Sobre el estado del Club Social, sostuvo: “Nosotros somos una institución que está regular en todos los papeles administrativos, en toda la asamblea. Tenemos los balances al día, y es más, tenemos un certificado extendido por la Dirección de Personas Jurídicas”.

Por otra parte, aseguró que Cano realizó una denuncia falsa, pidiendo la clausura de la chimenea de la cocina del bar: “A raíz de la denuncia de Cano, que fue como hace quince días, fueron la unidad judicial, los bomberos, la policía y contrataron que no hay ninguna obstrucción, que no hay ningún peligro de incendio y que se trataba solamente una falsa denuncia”.

“Hoy estamos sin cantina y sin servicio de bar a los socios y uno de los motivos por el cual no se le renovaba era la deficiente atención hacia los asociados, es por ello que hicimos una asamblea y salvo tres abstenciones por unanimidad de todos los socios, se resolvió no renovar el contrato por esa causal”, cerró.

Comentarios