Asoman cuestionamientos internos

Javier y Karina Milei activan el modo campaña en paralelo al ajuste

El Presidente protagonizará un acto similar a los que hizo el año pasado, en el Luna Park. Su hermana Karina encabezó el segundo mitin libertario en Santa Fe.
lunes, 13 de mayo de 2024 01:00
lunes, 13 de mayo de 2024 01:00

En paralelo a una gestión con problemas y al fuerte ajuste de la economía, el Gobierno suma a su agenda cada vez más actos partidarios al estilo de una campaña. Esta semana Javier Milei desplegará un importante evento en el estadio Luna Park, mientras que ayer Karina Milei subió estruendosamente el perfil en la más reciente de sus visitas al interior para inscribir el partido de LLA, en la línea del mitin político que protagonizó en la Ciudad hace dos meses.

Esas escenificaciones generan alarma entre los estrategas políticos del espacio, que advierten sobre consecuencias para el oficialismo ante la opinión pública en la peor etapa de la crisis.  

Después de una jornada de paro de la CGT y mientras se complica el debate de la ley Bases en el Senado, Karina Milei convocó el sábado para su visita a Santa Fe a la militancia local para que la vitorearan, difundió fotos de su llegada al aeropuerto, y su principal dirigente local, Romina Diez, llevó banderas con la palabra “Karinismo”, entre cánticos con referencias a “el Jefe”.

En lugar de pasar desapercibida, como en Salta o en Córdoba, donde también inscribió el partido, la tónica fue similar a la que le imprimió a la presentación de la marca LLA en la Ciudad hace dos meses, cuando mostró en sociedad al ignoto dirigente porteño Juan Pablo Scalese. Mientras tanto, la Secretaria General prepara el acto donde Javier Milei presentará su último libro, el 22 de mayo, en el Luna Park, con un amplio despliegue entre estandartes partidarios al estilo del que organizó durante la carrera hacia la Presidencia (por ejemplo, en el Movistar Arena) hace tan sólo algunos meses. 

La imagen del Presidente se mantiene muy alta a pesar de la gravísima situación económica, pero cada vez más voces en el Gobierno muestran malestar con ese tipo de escenificaciones. Dirigentes de peso creen que el humor de la opinión pública, más allá de la estabilidad que muestran las encuestas, está en la cuerda floja, y que disminuirá a medida que sigan aumentando las tarifas de transporte y los servicios y la caída de la inflación siga siendo lenta. Mientras cada vez menos asalariados llegan a fin de mes y aumentan los despidos, las demostraciones de poder proselitistas pueden llegar a provocar escozor y tornarse en contra del Gobierno, advierten varios libertarios. 

Las llamadas de atención, sin embargo, se emiten en forma de murmullos. Karina Milei no admite cuestionamientos, como demuestran las múltiples eyecciones de referentes que tuvieron importante peso durante la campaña y desaparecieron prácticamente del mapa. “Karina tiene un problema, la Secretaría General no tiene ninguna injerencia.

Estos actos son lo único que puede hacer para mostrarse”, opinó un importante armador del espacio que tiene contactos con todos los ministros. Y recordó que ninguno de los secretarios generales, fueran de Mauricio Macri, Cristina Kirchner o Alberto Fernández fueron conocidos durante las respectivas administraciones. Quienes ocuparon ese rol actuaron siempre muy cerca del Presidente, pero a su sombra. Y Karina Milei quiere visibilidad.
 

Comentarios

Otras Noticias