Monotributo Social: El Senado dijo no a la prórroga y los contribuyentes sufrirán un fuerte aumento

El régimen beneficiaba a trabajadores de la economía popular.
jueves, 13 de junio de 2024 09:15
jueves, 13 de junio de 2024 09:15

El Senado votó en contra de la prórroga del Monotributo Social, un esquema de beneficios para sectores de la economía popular. Esta decisión, tomada anoche, afecta directamente a pequeños contribuyentes que hasta ahora podían facturar con una tarifa reducida.

Este régimen tributario permitía a los trabajadores de menores ingresos y con facturación irregular pagar $3.200 mensuales. Sin la prórroga, estos trabajadores deberán abonar $26.600, la tarifa más baja del monotributo general.

El Monotributo Social permitía a los contribuyentes facturar, acceder a una obra social y entrar en el sistema jubilatorio. Este régimen subsidiaba el 100% del componente impositivo y previsional, y el 50% de la obra social, por lo que los beneficiarios solo pagaban la mitad restante de la obra social.

El Senado aprobó el paquete fiscal, pero sin incluir la prórroga del Monotributo Social. Ahora, los titulares de este régimen tributario simplificado deberán enfrentar un importante aumento en sus pagos.

El Monotributo Social era compatible con programas como la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo, jubilaciones y pensiones por debajo del haber mínimo, y programas de inclusión social del Ministerio de Desarrollo Social.

Podían inscribirse en el Monotributo Social quienes realizaban una única actividad económica independiente, trabajaban en relación de dependencia con un salario bruto inferior al haber previsional mínimo o formaban parte de una cooperativa de trabajo con al menos seis asociados.

Sin embargo, no todo está dicho, ya que el paquete fiscal deberá volver a la Cámara de Diputados para un nuevo debate. La oposición asegura que la eliminación del Monotributo Social afectará a pequeños contribuyentes.

El artículo 100 del texto rechazado implicaba el sostenimiento de los inscritos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social. Establecía que, si el pequeño contribuyente tenía una facturación anual menor al 50% del tope de ingresos brutos anual de la categoría A, no debía ingresar el impuesto integrado y podía optar por no ingresar aportes al sistema de obras sociales.

Un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso había indicado que el tratamiento diferenciado a los monotributistas sociales moderaría el incremento previsto de la recaudación de Monotributo y del sistema de obras sociales.

Comentarios

Otras Noticias