Córdoba: Detectaron restos de 42 fármacos en pescados para el consumo

miércoles, 14 de abril de 2021 14:57

La presencia de 42 fármacos en peces para consumo humano que se venden en pescaderías de la ciudad de Córdoba, fue detectada a través de una investigación realizada por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) junto al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quienes advirtieron que esas sustancias podrían significar riesgos para la salud pública.

El informe publicado por el sitio web UNCiencia, Agencia de Comunicación Pública de la Ciencia, el Arte y la Tecnología de la UNC, detalla que los investigadores analizaron muestras de pacú, sábalo, salmón y trucha que se comercializan en supermercados y pescaderías de la capital cordobesa.

Según precisa la información académica, en el 100% de los ejemplares de peces analizados "se detectaron antibióticos (ATBs) de las familias de macrólidos, tetraciclinas y fluoroquinolonas", y añade que "son sustancias para tratar enfermedades infecciosas en animales y en humanos".

Además, el informe advierte que algunas de las sustancias están prohibidas en criaderos, y "si bien los niveles registrados están dentro de los límites de las dosis diarias que una persona puede ingerir, de acuerdo a la normativa de referencia, se carece de información suficiente sobre su efecto a largo plazo".

La investigación estuvo a cargo de un equipo de trabajo del Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC y del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (UNC/Conicet).

"El hallazgo preocupa por dos razones; por un lado, los antimicrobianos que se aplican en psicicultura son iguales o similares a los de uso humano", y "su administración frecuente e inapropiada puede afectar su efectividad en las personas, debido a que las bacterias pueden desarrollar resistencia hacia ellos", advierte el informe.

Agregando que, "los peces estudiados estuvieron expuestos a una amplia gama de ATBs, ya sea por contaminación ambiental y/o por tratamientos inadecuados durante la cría y producción", por lo tanto la directora de la investigación, Valeria Amé, consideró "necesario realizar más estudios para saber su impacto en la salud".

Los antibióticos se han utilizado en la acuicultura durante más de 50 años, y una de las características de las sustancias mencionadas es que "entre el 30% y el 90% de ellas atraviesa el cuerpo de los peces sin ser metabolizadas y vuelven al agua, excretadas a través de la orina y las heces".

Sobre esto, la directora de la investigación explica que, la administración de antimicrobianos autorizados está permitida en los criaderos de animales, y aunque, de hecho, se agregan regularmente al alimento o directamente al agua, "sin embargo, los ejemplares destinados al consumo deben cumplir un determinado tiempo libres de fármacos, previo a su comercialización".
Los datos obtenidos a partir de los análisis fueron contrastados con el Límite Máximo Residual (LMR) establecido por la Comisión Europea (CE), CODEX y el Ministério da Agricultura, Pecuaria e Abastecimento de Brasil, que se trata de un valor de referencia que indica el nivel máximo de residuos de antibióticos permitidos legalmente en los alimentos.


A partir de esos niveles se obtuvo que, el 82% de las muestras de pacú, el 57% de sábalo y de trucha, y el 50% de las de salmón, excedieron el LMR de al menos un antibiótico, detalló Amé.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
77%
Bronca
11%
Tristeza
11%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

15/4/2021 | 08:44
#1
Al final, hay antibióticos pero están dentro de los niveles permitidos, y además, no se come pescado todos los días, cual es el problema? Estas investigaciones donde se va a lo fácil y no se descubre nada relevante es solo para justificar el sueldo
14/4/2021 | 20:04
#0
Los productores no tienen límites para hacer dinero aún a costa la salud y la vida de la gente. El estado debe controlar, pero jamás lo hacen porque hay cometas y aprietes para no hacerlo. Es todo una mierda.