Santiago del Estero: Termas despidió a Abigail con llantos, aplausos y una caravana

martes, 2 de febrero de 2021 12:35

Abigail Jiménez, la niña de 12 años que luchó contra un cáncer terminal y que conmovió a los argentinos cuando en brazos de Diego, su padre, cruzó el retén policial que separa Tucumán de Santiago del Estero, luego de que se le negara el paso a su provincia, fue despedida por todo el pueblo de Termas de Río Hondo y su cuerpo ya descansa en el cementerio municipal de esta ciudad santiagueña.

Alrededor de 2000 personas pasaron por la casa de la familia Jiménez, donde fueron velados los restos de la pequeña “Abi” desde la noche del domingo y las cinco del lunes. El féretro fue subido con un cerrado aplauso al autobomba de los Bomberos Voluntarios de Termas y de allí recorrió el centro y varias calles de la ciudad, donde cientos de vecinos y vecinas salieron, con pañuelos, a darle su último adiós.

En el cementerio, donde fue depositada en una suerte de pequeño escenario en la “Cruz Mayor”, se vivieron escenas de profundo dolor. Del acompañamiento y la sepultura participaron un poco más de 500 personas. “Tanto que la luchaste hijita, te voy extrañar mucho”, le decía al ataúd, casi susurrando, su mamá Carmen, llena de dolor y abrazada por su esposo, Diego y su hija y hermana de Abigail, Camila.

Pasadas las cuatro de la tarde dos primas de Abigail cantaron a capella “No te vayas Abigail, en un momento de gran dolor entre los presentes.

Las últimas horas de Abigail

Su mamá Carmen contó cómo fueron las últimas horas de la pequeña: “Abi nos pidió dar una vuelta en auto porque estaba lindo, fresquito, nublado y fuimos a pasear por la ciudad, por la costanera, yo la tenía y ella sacaba la cabeza por la ventana y le daba el viento”.

 “Sonreía, mija, cerraba los ojos y el viento le hacía el pelito para atrás; cuando la vi así sentí algo raro en el pecho, una mezcla de alegría, tristeza, y ella me miró y me agarró bien fuerte la mano”, afirmó. 

Al regresar a su casa, Abigail se acostó porque estaba cansada, le pusieron el oxígeno, se quedó dormida y a las 19.52 tuvo un paro cardiorrespiratorio que terminó con su vida.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
75%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias