Santiago del Estero: Mujer obligaba a sus hijas a prostituirse con sus exconcubinos

miércoles, 3 de febrero de 2021 12:32
miércoles, 3 de febrero de 2021 12:32

El personal de la División Trata de Personas en la ciudad de Loreto, Santiago del Estero, detuvo ayer a una mujer de 45 años, quien fue imputada del supuesto delito de promoción y facilitación de la prostitución y abuso sexual en perjuicio de sus hijas; arrestando además a un sujeto de 41 años, residente en la localidad de Nueva Francia —departamento Silípica—, imputado del supuesto delito de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio de una menor de 13 años.

La acusada sometía a sus dos hijas a constantes golpizas y las amenazaba de muerte, para luego obligarlas a mantener relaciones sexuales con sus exparejas a cambio de dinero.

La detención de la mujer y de uno de los abusadores, fue producto de un minucioso trabajo de investigación realizado durante varios meses por el personal de la División Trata de Personas, dependiente de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Santiago del Estero, bajo la órbita de la Fiscalía de Abusos Sexuales de la Capital, a cargo de las fiscales Érika Leguizamón y Jéssica Lucas.

Las víctimas de 13 y 18 años son madres. Según se desprende de las pesquisas que son llevadas a cabo por los uniformados, la adolescente de 13 años fue víctima de constantes abusos sexuales por parte de su expadrastro, un sujeto de 41 años, con quien su madre la obligaba a mantener relaciones sexuales por dinero. Fruto de las constantes vejaciones sufridas, la menor quedó embarazada.

Las investigaciones del caso iniciaron a partir de denuncias anónimas de vecinos, sobre “dos hermanas que se acostaban con hombres, por dinero”. Según los mismos, los clientes eran conseguidos por su madre: un ama de casa de 45 años, residente en el barrio Canalito Norte de la ciudad santiagueña de Loreto.

Según informa el medio local Nuevo Diario, los clientes de las víctimas eran las exparejas de su madre. La mujer conocía a los sujetos y mantenía una relación de pareja. Convivía con ellos durante varios meses, mientras obligaba a su hija mayor a mantener relaciones con su pareja de turno. Luego, cuando el concubinato terminaba, la mujer se encargaba de hacer los “arreglos” con los depravados para que paguen por encuentros sexuales con las menores.

Además, la mujer las “ofrecía” a vecinos de la zona que conocían la actividad ilícita que la denunciada obligaba a sus hijas a ejercer en el mismo hogar, quedándose con el dinero de los servicios sexuales que sus hijas brindaban. En caso de que las víctimas se negaran a prostituirse, eran sometidas a constantes agresiones físicas y hostigamiento psicológico hasta que lograba convencerlas de mantener sexo pago con hombres.

Una vez conocidos los aberrantes abusos que sufrieron las hermanas, la Justicia ordenó una serie de medidas judiciales a seguir las próximas horas. En tanto se espera brindar la asistencia médica y psicológica a las víctimas, para poder afrontar la situación que les tocó vivir durante varios años.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
75%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias