El Papa clausuró el Sínodo para Oriente Medio pidiendo paz

'No hay que resignarse... La paz es posible. La paz es urgente', dijo Su Santidad.
domingo, 24 de octubre de 2010 00:00
domingo, 24 de octubre de 2010 00:00

El papa Benedicto XVI clausuró el Sínodo para Oriente Medio con un llamamiento a la paz, que según el Pontífice, es "posible y urgente", así como resultado "de los esfuerzos de los hombres de buena voluntad".

Durante una misa celebrada en la Basílica de San Pedro del Vaticano, el Papa cerró la asamblea de obispos que ha congregado desde el pasado 10 de octubre en la Santa Sede a 185 prelados (101 de Oriente Medio) para abordar los principales desafíos que afrontan los cristianos en la zona.

"Desde hace demasiado tiempo en Oriente Medio perduran los conflictos, las guerras, las violencias, el terrorismo. La paz, que es regalo de Dios, es también resultado de los esfuerzos de los hombres de buena voluntad, de las instituciones nacionales e internacionales, en particular de los Estados más implicados en la búsqueda de la solución de los conflictos", dijo Benedicto XVI.

"No hay que resignarse nunca a la falta de la paz. La paz es posible. La paz es urgente. La paz es la condición indispensable para una vida digna de la persona humana y de la sociedad. La paz es también el mejor remedio para evitar la emigración de Oriente Medio", agregó.

Por ello, Benedicto XVI, en una misa retransmitida en directo por televisión, rezó por la paz en Oriente Medio, en particular en Tierra Santa, para que "tal regalo de Dios ofrecido a los hombres de buena voluntad se difunda en el mundo entero".

Comentarios

Otras Noticias