Es crítica la situación en todos los diques de la provincia

domingo, 24 de octubre de 2010 00:00
domingo, 24 de octubre de 2010 00:00

La escasez de lluvias afecta seriamente las reservas de agua en los diques provinciales. Prácticamente todos los embalses tienen niveles bajos, a tal punto que desde la Dirección de Riego califican este 2010 como uno de los peores años para los diques de la provincia. Lo preocupante es que la situación es general y los diques de Sumampa, Collagasta, La Cañada, Las Pirquitas, Ipizca y Motegasta muestran un desolador panorama que esperan se revierta antes de fin de año.
La causa principal de la crítica situación es la falta de lluvias en las cuencas altas, que sirven para el ingreso de volumen a los embalses. El Director de Riego, ingeniero Mario Vera, detalló que el dique que en peor situación se encuentra es Ipizca, con sólo el 33 por ciento de su capacidad cubierta. Este embalse abastece de agua potable y de riego a todos el departamento Ancasti.
En estado crítico se ubican en la lista el dique de Sumampa, ubicado en el departamento Santa Rosa, con 41,4 por ciento de su nivel; Collagasta, del departamento El Alto, con el 48,9 por ciento; Motegasta, en el departamento La Paz, con el 68,5 por ciento y Las Pirquitas, ubicado en el departamento Fray Mamerto Esquiú, con el 63 por ciento.
Mientras que el único embalse que tiene mejor volumen disponible es el dique La Cañada, con un 71,3 por ciento de su cota de agua.
El ingeniero Mario Vera detalló que las mediciones arrojan resultados que hicieron tomar fuertes decisiones a lo largo de año para evitar quedar sin el líquido vital en toda la provincia.
“Este año fue bastante malo prácticamente para todos los diques de la provincia, el único dique que llego a su capacidad máxima es el dique de La Cañada. Por eso hemos tomado decisiones con respecto a todos los embalses”.
Especificó que dentro de las medidas dispuestas a nivel provincial se ubicaron la de avisar a cada productor que este año debía ser cuidadoso con el uso de agua para riego. “A mitad de año, viendo que no se llegaba a fin de año, se comenzó a hacer las previsiones, avisándole a los productores que estos meses iban a ser bastante críticos hasta diciembre. Se redujeron las superficies cultivadas, se les dio prioridad a los cultivos tipo de cada colonia y se pidió dejar de lado las innovaciones o cultivos no prósperos. Cada una de las colonias fue tomando conciencia, teniendo en cuenta que la mayoría de los diques proveen de agua potable a numerosas poblaciones” remarcó.
Ante el déficit de agua y a la espera de la lluvia, otra de las medidas que se tomó fue programar desembalses con menos cantidad de agua, esperando el mes de diciembre.
Esta última medida fue prevista desde el mes de junio, según informo Vera, teniendo en cuenta que en esos meses ya no ingresaba agua a los embalses y para llegar a diciembre abastecidos había que actuar.

Las Pirquitas

En el dique Las Pirquitas, siendo uno de los más grandes en su capacidad como en la cantidad de superficie que abastece, la Dirección de Riego tuvo que tomar precauciones ya que pasa uno de sus peores años, debido a que no llegó en todo 2010 a su capacidad máxima.
“Teniendo en cuenta que su crítica situación fue total, en junio se tomó la decisión de cortar el agua. Así se recuperó cota para llegar mejor, por eso estimamos que no vamos a tener problemas. Por eso los cortes y restricciones que se vienen haciendo, dada la delicada situación”, afirmó el director provincial.

Comentarios