Un cura "flogger" de gran repercusión

El padre Sebastián habló con Radio Valle Viejo esta mañana.
jueves, 11 de noviembre de 2010 00:00
jueves, 11 de noviembre de 2010 00:00

El padre Sebastián, de 29 años, es un sacerdote entrerriano que actualmente está en la parroquia de Avellaneda, provincia de Santa Fe, y ha tenido trascendencia por tener su cuenta en redes sociales como Fotolog y Facebook y por su corte de pelo que se asocia con los conocidos “floggers”, todas estas características que han valido para que muchos medios nacionales se interesen por él.
 

En comunicación con radio Valle Viejo el padre Sebastián decía “a mi me toma de sorpresa porque nunca esperé que tenga la repercusión que está teniendo.
Vino esta mañana el móvil de canal 13 y después TN en vivo. Fue una linda experiencia porque nunca pensé estar en esa pantalla.
Siempre que se presta la oportunidad creo que hay que utilizarlos, en el buen sentido, y tratar de llegar a la gente con nuestro mensaje con estas herramientas como el caso de Fotolog, Facebook, de las redes sociales que yo personalmente he utilizado y utilizo porque es el modo de llegar a la gente.
Por medio de Fotolog, que lo di de baja porque ya pasó de moda y los chicos están en otra red social como Facebook, hasta el día de hoy mantengo contacto y soy amigo de muchos pibes que de otra manera no hubiera podido serlo.
Entonces con dedicarle un poco de tiempo uno llega y entiende muchas cosas de los adolescentes.
Yo suelo acompañarlos a los chicos a los boliches, aunque acá en la ciudad no lo hago por una cuestión de imagen porque hay zonas donde conviene cuidarse un poco, pero sí he ido, sí he participado, y suelo acompañarlos a ellos hasta la puerta, me quedo charlando con ellos. A veces voy a buscarlos y me siento muy orgulloso porque siento que este es el camino, esto es lo que tenemos que hacer como iglesia, al menos esto es lo que yo como cura siento que Dios me pide que haga.
Sí me llama la atención que esto de salir al encuentro, de buscar, de preocuparme por los que no vienen haya generado lo que generó pero positivamente. Creo que todos los curas  deberíamos estar pensando en los pibes, en los adultos que no vienen a la parroquia. No por eso son malos. Yo digo que a veces son iguales o mejores que los que tenemos adentro de la parroquia”.
 

Consultado si ha tenido alguna sugerencia por parte del obispado, respondió “con el párroco siempre hemos ido hablando de estas cosas. Ahora obviamente se hizo furor pero siempre me han acompañado lo han hecho muy bien. Y con el obispo las veces que hemos hablado de este tema, ahora está al tanto de todo esto, él me ha dicho que esto de la movida joven le parece una propuesta original, creativa, novedosa, y esto es más que suficiente para mí como cura para seguir trabajando”.
 

En cuanto al ambiente particular que crea en las misas que oficia, con esferas espejadas, luces,  música, humo, el padre Sebastián indicó que “el año pasado allá por julio agosto, con la gripe A en el medio, nos empezamos a dar cuenta aquí en la parroquia con un grupo de pibes que el espacio que ellos tenían estaba perdido, que no participaban, que no venía, que no se los motivaba como merecían. Enrtonces empezamos a ver como recuperar este espacio que los jóvenes tenían en la parroquia y que habían perdido.
Entonces se nos ocurrió la idea de darle un Nuevo formato a la misa que celebramos aquí, que es la misma misa que se celebra en Catamarca y en todo el mundo pero con otro envase, con otro modo de comunicarla.
Trabajamos para elaborar una ambientación especial, una iluminación especial donde la parte de música, de canto es muy importante porque es lo que hace que una celebración sea alegre, sea divertida, sea “copada” como dicen los chicos.
A lo que después le redoblamos la apuesta porque desde el mes de abril para festejar la Pascua agregamops una fista temática y hasta el día de hoy la mantenemos.
Todos los meses estamos ofreciendo junto con la misa una fiesta temática con un tema de reflexión con una posibilidad de compartir con los chicos un mensaje distinto, original y positivo y a nosotros nos ha sorprendido como se han volcado, como han participado y como se han enganchado en esta movida sintiéndose parte ellos mismos de todo esto”.
EL domingo pasado hicimos una misa con Vilma Palma. Allá por febrero yo me animé a soñar, a volar alto, en traer un grupo, una banda de rock parqa devolverle a los chicos y a la gente que nos había acompañado todo el año y nos pareció que la banda Vilma Palma e Vampiros además de convocar ofrecía un mensaje que valía la pena. No era una banda cristiana, una banda católica. Estaba muy bueno, es garantía de fiesta y pasarla bien en el buen sentido y pusimos todas las fichas y empezamos a trabajar con un esfuerzo y un costo de producción alto.
Pero realmente sirvió, valió la pena porque lo que vivimos el pasado 7 de noviembre en el club Barrio Norte de aquí de la ciudad de Avellaneda en la cancha de fútbol fue espectacular, fue un show como muy pocas veces pudimos ver, de primer nivel, donde la banda nos dejó lo mejor de sí, se jugó mucho”.
 

En cuanto a la forma de ubicarlo en las redes sociales, indicó que “en el Facebook pueden buscarnos a través de Parroquia de Avellaneda que es nuestra cuenta y en cualquier buscador basta con que pongan “cura floguer” y me van a encontrar.
Aclaro que a mi no me molesta ni me pone mal que me identifiquen  con este grupo de adolescentes. No soy floguer ni me parece ningún pecado serlo.
Desde el primer momento la familia, la gente adulta, respondió muy bien a tal punto que después de la misa cuando empezamos la fiesta propiamente yo les pido que se retiren porque la misa es para todos pero la fiesta es para los jóvenes. Y nos dejan ese espacio y se pone música y se les da gratuitamente una consumición, una gaseosa, un pancho, una pizzeta, y la pasan muy bien”.
Consultado si a partir de estas características ha logrado sacar a chicos de situaciones de vulnerabilidad, de la droga, respondió “creo que todo esto sirve como un granito de arena para ayudar a generar una juventud, una adolescencia un poco más sana.
No es tan fácil, creo que siempre vamos a tener cosas para hacer y desafíos por enfrentar.
Pero si sirve, si Dios nos está usando para generar este nuevo espacio nosotros decimos en la movida joven el lema es “viví algo diferente”. Si sirve para que aquel que se está cayendo, metido en la droga, en el alcohol, en el juego, pueda salir y bendito sea Dios y vamos a seguir poniéndole ficha a esto que estamos haciendo”.
 

Al ser preguntado qué les diría a los chicos que necesitan una palabra de aliento, a los chicos que está en la iglesia y a los chicos que creen que es “out” estar en la iglesia, el padre Sebastián manifestó que “en primer lugar que se animen a estar adentro de la iglesia y desde dentro ser los gestores, los constructores de este cambio que nuestra iglesia necesita y a los que están dentro de la iglesia que no se queden replegados dentro de la iglesia, que salgan.
Les decía a un grupo de pibes que necesito que sean, como dice el Evangelio, la levadura en la masa pero dentro de la sociedad. En la escuela, en la calle, en el boliche, cuando salen con los amigos, con la novia, ahí los necesitamos. No a todos acá metidos adentro de la parroquia, replegaditos con miedo. Eso no sirve. Ellos tienen que compartir, tienen que comunicarle a los demás jóvenes  que vale la pena creer, de que Jesús vale la pena y caminar detrás de la pisada de Jesús”.
 

Comentarios

Otras Noticias