Por las pérdidas sufridas

Productores piden asistencia

Heladas fuera de época y fuertes vientos se registraron la semana pasada.
martes, 02 de noviembre de 2010 00:00
martes, 02 de noviembre de 2010 00:00

Los fuertes vientos de la semana pasada devastaron a los productores de Fiambalá. El viento zonda derribó frutos y flores de las plantaciones de la zona. La más afectada es la uva rosada. Lo peor fue el cambio brusco de temperatura del viernes por la noche, que marcó un descenso que llegó a los 3°c provocando heladas notorias. Los productores piden ayuda y relevamiento por los daños causados.
“Siempre que el zonda corre varios días después vienen los fríos” sostuvo un productor al hablar de los tres días de viento cordillerano, y luego el viento sur que bajó bruscamente la temperatura, la semana pasada. “El sábado 29 amaneció muy frío, pero no quería imaginarme que helaría a esta altura del año. Me vine a la viña cuando el sol estaba alto y ya se notaba que había hecho daño” relató Denis Rasgido, productor del Barrio Santa Bárbara, el barrio más dañado de Fiambalá. Agregó que lo que está ocurriendo es que todo este sector está en una zona baja en relación con el resto de los barrios, y la helada se asienta en las zonas bajas, “por eso en otros barrios fue nula o muy poca” sostuvo.
Aunque desde agronomía de zona no hubo un anuncio de algún relevamiento por lo sucedido, los productores damnificados sostienen que la variedad más perjudicada es la uva rosada sin semilla, sultanina, datilera y cereza. “En mi viñedo la sultanina y la rosada se helaron un 40%, la datilera un 30% y la cereza un 15%. Un esfuerzo de todo el año se derrumba en pocas horas”, sostuvo el productor Rasgido, quien decidió cortar las plantas heladas para injertarlas.
“Existe un 20% de posibilidades de que se salven y prenda la yema. Es triste esto pero hay que seguir, qué vamos a hacer”, concluyó.
 

Comentarios

Otras Noticias