Los equipos instalados en Ancasti sólo sirven para realizar mediciones

Recién en seis años Catamarca podría generar energía eólica

Ante la carencia de mediciones, inversión y capacitación.
domingo, 21 de noviembre de 2010 00:00
domingo, 21 de noviembre de 2010 00:00

Para que Catamarca conozca la potencia de sus vientos y los lugares exactos donde podría generar energía renovable restan sólo algunos meses. Sin embargo, para completar todo el proceso necesario a fin de disponer de energía eólica y beneficiarse con ese recurso, habrá que esperar como mínimo seis años. El ingeniero Rafael Assante, subsecretario de Servicios Públicos, explicó que la provincia no está preparada para desarrollar energía eólica y aprovechar el potencial del viento que tenemos.
En los próximos tres meses la provincia podrá contar con los primeros resultados del mapa eólico provincial que realizan miembros del Centro Regional de Energía Eólica (CREE), y profesionales catamarqueños. Este mapa determinará qué cantidad de energía pruducirían nuestros vientos, a través de mediciones donde aparecerán las mejores condiciones para instalar los equipos de generación.
Los fuertes vientos, típicos de esta zona, son fuente de energía que no se utiliza, y que hasta ahora no fue medida ni estudiada. A pesar de la antigüedad de la explotación de este recurso, la provincia es una de las pocas zonas donde no se la aprovecha. Ante esta situación, el ingeniero Assante detalló que “la generación no es de un día para el otro, sabemos que tenemos vientos, pero hoy tenemos fuertes vientos y mañana y pasado no. Ahora, las instalaciones de generación deben funcionar un porcentaje de tiempo. Digamos, para ser razonables, más del 20 por ciento del coeficiente de utilización. Un 20 por ciento de las horas del año deben ser utilizadas, si no no sirve; entonces debemos hacer el estudio, determinar las zonas y la posibilidad, minimizar la inversión y colocar aerogeneradores donde haya población demandante de energía”.
 

Pese al atraso en la explotación del recurso, Assante indicó que se avanzó mucho ya que la conformación y preparación de un equipo de profesionales locales comandados por miembros del CREE posibilitará que haya gente especializada en energía renovabable: “ingenieras recién recibidas, catamarqueñas todas” remarcó.
Uno de los lugares aptos en donde comenzarán las etapas del proceso de estudio es el Cerro Ancasti, en donde están colocados aerogeneradores que solo sirven para medir viento y energía por el ciclo de un año.
Recién allí se podrá continuar con el estudio para, en un futuro, tender 20 kilómetros de parque eólico.
Otros lugares serán El Peñón, Laguna Blanca, Tinogasta, San Antonio del Cajón y en San Martín.
Siguiendo el concepto de que ningún proyecto se hace sin mediciones, el ingeniero precisó que como mínimo se deberán esperar seis años para que el parque eólico esté funcionando.
La provincia comenzó a pensar en generar energía eólica contratando especialistas para relevamientos en zonas concretas y para enseñar a jóvenes ingenieros locales. Hace dos semanas Catamarca entregó unos 70 mil pesos para la compra de estaciones meteorológicas y demás equipamientos, mientras que a principios de año se aprobó la inversión de 80 mil pesos para el relevamiento de los miembros del CREE junto a profesionales locales.

Comentarios

Otras Noticias