Brasil

La policía de Río exige la rendición de los narcos

“Quien se quiera entregar que lo haga ahora”, dijo el jefe de la Policía Militar.
sábado, 27 de noviembre de 2010 00:00
sábado, 27 de noviembre de 2010 00:00

La policía de Río de Janeiro exigió hoy la rendición de centenares de narcotraficantes atrincherados en las favelas Complexo de Alemao, y advirtió que no retrocederá en su intento de recuperar el control de la ciudad.

Con el conglomerado de favelas completamente cercado por militares fuertemente armados, apoyados por tanquetas con ametralladoras de grueso calibre y helicópteros, la policía asegura estar en condiciones de derrotar al narcotráfico, tras una semana de enfrentamientos que dejaron 51 muertos.

“No hay hipótesis alguna de que los traficantes tengan éxito", dijo el Comandante General de la Policía Militar (PM), Mario Duarte, refiriéndose a las tanquetas con ametralladoras, los 800 efectivos de las fuerzas armadas y 17.500 policías movilizados.

"Quien se quiera entregar que lo haga ahora" porque "estaremos del lado de afuera por poco tiempo", añadió al explicar el megaoperativo que inició la policía junto al Ejército tras la ola de ataques del narcotráfico, que en los últimos días han sembrado el pánico con incendios a vehículos y ataques a puestos militares.

La Policía Militar creó un espacio en la esquina de las calles Joaquim de Queiroz y Itararé para recibir a aquellos narcotraficantes que quieran entregarse, antes de que los agentes entren en el complejo de favelas Alemao.

A esa zona huyeron centenares de narcotraficantes tras la invasión militar a la favela Vila Cruzeiro, según registraron los canales de televisión en imágenes tomadas desde helicópteros.

La PM destaca que la posibilidad de lanzar un operativo de choque directo en este grupo de favelas habitado por 400.000 personas, enfrenta varios riesgos como la dificultad topográfica de la zona, sus callejuelas con poca visibilidad, y la altísima densidad de población. Los habitantes de las favelas solo quieren que la situación se defina para poder volver a sus casas.

La violencia estremece a Río de Janeiro desde el domingo, cuando comenzaron los incendios de vehículos y ataques a puestos policiales que desataron la respuesta de las autoridades, en la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos 2016 y albergará una sede de la Copa del Mundo 2014.

Fuente: Agencias.

Comentarios

Otras Noticias