Benedicto XVI en la Iglesia de la Sagrada Familia

El Papa defendió la vida y la familia tradicional

En su homilía de esta mañana, condenó el aborto y llamó fomentar los progresos morales.
domingo, 07 de noviembre de 2010 00:00
domingo, 07 de noviembre de 2010 00:00

Esta mañana, en el interior de la Sagrada Familia, Benedicto XVI defendió una vez más en su homilía el valor de la vida, condenando con firmeza la eutanasia y el aborto.

El Santo Padre pidió a los Estados que la natalidad sea "dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente", expresiones que fueron interpretadas como una admonición al gobierno español, que este año aprobó una polémica ley del aborto.

Combinado el castellano y el catalán, eI Papa sostuvo: "La Iglesia se opone a todas las formas de negación de la vida humana y apoya cuanto promueva el orden natural en el ámbito de la institución familiar".

Asimismo, subrayó la necesidad de no contentarse únicamente con los progresos técnicos, sociales y culturales, recalcando que  "junto a ellos deben estar siempre los progresos morales, como la atención, protección y ayuda a la familia".

El genio de Gaudí

El Sumo Pontífice, por primera vez en el templo al que dedicó buena parte de su vida en gran Gaudí, aprovechó la ceremonia también para recordar y celebrar la figura del insigne arquitecto barcelonés.

"Gaudí, con su obra, nos muestra que Dios es la verdadera medida del hombre, que hay que volver a Dios", aseguró.

Comentarios

Otras Noticias