Lula se despidió en el Sambódromo: "Hasta otro día"

El presidente saliente de Brasil le dijo adiós a su gente en Río de Janeiro. Fue una fiesta de agradecimiento.
martes, 21 de diciembre de 2010 00:00
martes, 21 de diciembre de 2010 00:00

Fueron miles. Y mostraron el mismo fervor y fanatismo que en el Carnaval. Saltaron, gritaron y bailaron como si fuera Carnaval. Ocurrió en el Sambódromo, donde desfilan las mejores escolas do samba de Brasil. Y aunque para el mayor espectáculo de Río de Janeiro aún faltan dos meses, la ciudad fue anoche una fiesta. Una fiesta de despedida. Los cariocas se reunieron allí para decirle adiós al presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, que el 1 de enero entregará el mando a su sucesora, Dilma Rousseff.

El Sambódromo se transformó en una especie de santuario, en el que los cariocas le agradecieron a su "Dios". Lula deja el poder, tras 8 años en la presidencia, con el 87 por ciento de popularidad, un récord que no logró nunca antes un mandatario en Brasil.

La multitud coreó a rabiar el nombre del mandatario, que fue la estrella de la fiesta en la que brillaron los cantantes de samba y que tuvo lugar en el tradicional escenario de los desfiles del Carnaval carioca.

Durante la despedida, Lula habló: "Hasta otro día si Dios quiere, voy a estar por allí". La Plaza de la Apoteosis deliró. Los cariocas levantaron sus carteles que decían "Obrigado presidente Lula".

La fiesta, en la que los cariocas no se privaron de bailar, fue organizada por el Partido del Movimiento Democrático de Brasil, principal fuerza de centro del país y el más importante aliado del Partido de los Trabajadores, el de Lula.

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, anfitrión y uno de los organizadores de la fiesta, dijo que Lula es "el mejor amigo" que ha tenido Río. No hay que olvidar que en las elecciones de octubre pasado, el presidente de Brasil le dio todo su poyo para que Cabral lograra su reelección.

En una entrevista televisiva transmitida en la madrugada de ayer, Lula admitió que le gustaría volver a ser candidato en 2014. "Yo no podría terminar mi mandato con una alegría mayor que la de tener el gobierno considerado bueno u óptimo por el 87 por ciento de de los brasileños".

"Estoy invitado para el carnaval de 2011, ahora voy a poder sambar, lo que no podía hacer mientras era presidente", dijo Lula con la luna, en eclipse total coronándolo.
 

Comentarios

Otras Noticias