El régimen iraní liberó a Sakineh Ashtiani

Había sido condenada a la horca por adulterio, pero la reacción mundial llevó a desistir.
jueves, 9 de diciembre de 2010 00:00
jueves, 9 de diciembre de 2010 00:00

Sakineh Ashtiani, la mujer iraní que iba a ser ejecutada por adulterio, ha sido liberada. Su hijo y su abogado correrán la misma suerte según el Comité Antilapidación, con sede en Berlín. Su caso dio la vuelta al mundo.

Tanto el hijo como el letrado fueron detenidos en octubre en Irán, junto con dos periodistas alemanes.

"Hemos recibido la información de que están libres desde Irán", afirmó Mina Ahadi, portavoz del Comité Anti-lapidación.

"Esperamos todavía la confirmación: aparentemente esta tarde va a emitirse un programa en la televisión y entonces lo sabremos 100%. Pero sí, nos han dicho que está libre, y también su hijo y su abogado", agregó.

Hace sólo un mes el Comité Antilapidación anunció que tenía pruebas de que seguía viva y no iba a ser ejecutada.

Sakineh, que tiene 43 años y es madre de dos hijos, se enfrentaba en un principio a una muerte por lapidación después de que un segundo tribunal en Irán la declarara culpable de adulterio durante su matrimonio, según informó Human Rights Watch (HRW).

Esta era la segunda sentencia condenatoria contra Ashtiani, que fue declarada culpable en mayo de 2006 de haber mantenido una "relación ilícita" con dos hombres tras la muerte de su marido, por lo que recibió 99 latigazos.

Las presión internacional contra la muerte por lapidación provocó cierta reacción de Teherán. En septiembre de este año, un tribunal iraní condenaba a Sakineh a muerte por el segundo de los dos delitos y castigada por ello a la horca, en lugar de la lapidación. De esta forma pretendía el régimen de Irán evitar más presiones.
 

Comentarios

Otras Noticias