Red Nacional del paciente con fisura labio-alveolo-palatina

Capacitación en el Hospital de Niños

Se trató de una jornada óptima para capacitar a los profesionales de salud, sobre la patología de fisura labio-alveolo-palatina.
miércoles, 11 de agosto de 2010 · 00:00

“Atención al paciente con fisura labio-alveolo-palatina (Flap)”, fue el curso que finalizó ayer, en el auditorium del Hospital de Niños Eva Perón.
La jornada estavo dirigida a odontólogos de la provincia, pero por la índole de la temática, el interés y la concurrencia de profesionales fue multidisciplinaria.
El evento estuvo organizado por la Dirección Provincial de Odontología, que depende del Ministerio de Salud.
Jorge Espíndola, disertante del taller teórico y práctico, y coordinador de la Red Nacional de Equipos Interdisciplinarios para la atención de Pacientes Flap, resaltó la importancia del evento para nuestra provincia, y la presencia de los profesionales que se arrimaron a participar del curso, dado que “esto nos da la idea de que en Catamarca se pueda formar un equipo interdisciplinario de profesionales, para detectar a bebés con fisuras de labios y paladar y brindarles un tratamiento”.
Espíndola explicó que el objetivo de la red es formar un equipo en cada provincia, a fin de que se atienda a los pacientes que padecen esta patología. “Si el paciente es tratado en forma conjunta, los resultados serán los mejores”, aseguró el especialista a El Esquiú.com.
La red nacional de pacientes con fisura y labio leporino surge en 2009, año en el que también se crea el Programa Social de Capacitación, que faculta a los equipos de los hospitales de cabecera de cada provincia para que a su vez, éstos funcionen como capacitadores de quienes trabajan en centros asistenciales de salud del interior. El equipo está conformado por odontólogos, pediatras, psicólogos, cirujanos, entre otros.
“La idea es que la gente se pueda atender en su propio lugar de origen. Si podemos capacitar al odontólogo, al médico pediatra, al asistente social, se podrá atender al paciente de la mejor manera. Espíndola aseguró que un paciente que nace con esta malformación tiene problemas en el habla, en su autoestima, en la inserción escolar y laboral, pero “si los tratamos con un equipo interdisciplinario, el paciente no tendrá secuelas”.
Por su parte, Carlos Agostinelli, Director de Odontología, destacó la realización del curso, ya que aborda una problemática que afecta a gran parte de la población de nuestra Catamarca, sobre todo del oeste provincial.

Comentarios

Otras Noticias