Religiosas

El Credo en el nuevo manto de la Virgen

viernes, 20 de agosto de 2010 · 00:00

La Imagen auténtica de la Virgen del Valle fue revestida con un nuevo manto, con imágenes que representan la oración del Credo, es decir la profesión de la fe católica.
Fue confeccionado por Rina Quiroga, quien se consagró al cuidado de la venerada Imagen desde 1991, año del Centenario de la Coronación Pontificia. En esa oportunidad, recibió un “llamado maravilloso” dijo, y como no podía comprenderlo en su magnitud, recurrió a la ayuda de sacerdotes que la orientaron en este servicio. “Esta gracia es muy especial, porque no estaba en mi mente hacer este tipo de cosas. No he sabido bordar. Es obra de la Santísima Virgen del Valle. Yo he puesto mi voluntad y Ella me ayuda y me dio salud para poder hacerlo”.

El manto
La realización de este manto le demandó a Rina Quiroga un poco más de dos años, durante los cuales muchos amaneceres la encontraron en esta tarea.
En distintas partes del manto se pueden ver imágenes que, siguiendo una secuencia, representan cada una de las afirmaciones de fe que contiene el Credo.
En total hay ocho paneles, tres a cada lado del manto, uno en el centro y el último en la túnica blanca. El que se encuentra en el centro refleja la parte del Credo en que se proclama la fe en la Resurrección de Jesucristo y el ícono que se encuentra en la túnica blanca, a la altura del vientre de la Virgen, representa la parte en que se reza que “fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo”.
En la parte posterior del manto está el anagrama MA de la Virgen María, con una aplicación de una corona de oro idéntica a la que usa la Imagen durante las fiestas en su honor. La imagen del Espíritu Santo también es una aplicación de oro. Ambas aplicaciones fueron realizadas por un orfebre en España, desde donde enviaron también otros materiales que se usaron para confeccionar este extraordinario manto.

Presencia de sus hijos
Rina explicó también que muchas joyas y otros elementos donados por devotos de la Virgen, están en el manto, de modo que sus hijos que con mucho esfuerzo hicieron estos regalos a la Madre, están ahora de algún modo presentes en la ropa que recubre la Sagrada Imagen. También lo están todos aquellos que aportaron dinero, que permitió comprar hilo y otros materiales necesarios para la confección.
De este modo, la Virgen del Valle luce un manto muy especial en este gran acontecimiento como es el Centenario de la Diócesis de Catamarca.
 

Comentarios

Otras Noticias