Mineros atrapados en Chile

Se rompió una de las máquinas usadas por los rescatistas

lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00

La ansiedad por el rescate de los 33 mineros, atrapados desde el 5 de agosto a 700 metros de profundidad en la mina San José, en las cercanías de Copiapó, comenzó a acrecentarse exponencialmente después de que las autoridades comunicaran sobre el inminente fracaso del “Plan B”.
Éste, que consistía en la veloz perforación de una máquina Schramm T-130, y que había avanzado sin contratiempos, sufrió un desliz inesperado. La rotura de su martillo perforador, a una profundidad de 268 metros, ocurrida la semana última, no ha podido ser resuelta por los técnicos, quienes reconocieron que el bloqueo del ducto por los trozos de metal desprendidos de la máquina los ha llevado a evaluar el inicio de una nueva perforación.
La perforadora en cuestión sufrió el percance al chocar con un perno fortificador de la mina.
Las autoridades, encabezadas por el ministro de Minería, Laurence Golborne, advirtieron sobre la dificultad para la extracción de las piezas, por lo que se hará un tercer y último intento, antes de tomar una decisión definitiva.
“Hay tranquilidad por los problemas en el Plan B. Eran esperables. Por eso definimos tres opciones distintas. Se mantiene el rescate para noviembre”, dijo ayer Golborne, volviendo a fijar el plazo de salida de los mineros, el cual había sido adelantado para octubre, hace una semana, por miembros del equipo técnico que trabaja en la mina San José.
“Esto ha sido un imponderable, uno más de todos los que hemos superado en estos días. Por ello, hemos desarrollado otros planes, para estar preparados ante estas contingencias”, dijo el ingeniero en jefe a cargo de las labores de rescate, André Sougarret.
Los mineros dieron señales de vida 17 días después de quedar atrapados, lo que generó euforia en todo Chile y sorpresa a nivel mundial, pero la alegría de las primeras horas mutó en preocupación a medida que se fueron comprobando las enormes dificultades que implica la tarea de devolver a los trabajadores a la superficie.

Comentarios

Otras Noticias