Transporte

Quieren implementar el nuevo sistema desde el lunes

Un total de 25 líneas del servicio de transporte público de pasajeros no ingresarán por Esquiú y se derivarán por el by pass.
martes, 14 de septiembre de 2010 00:00
martes, 14 de septiembre de 2010 00:00

La Dirección Provincial de Transporte anunció que, a partir del lunes próximo, podría implementarse la restricción de la circulación de las unidades de transporte por calle Esquiú, intentando preservar de esta manera la seriamente dañada estructura del Convento de San Francisco.
Para ello, ya definió el diagrama de lo que será la distribución de las diferentes líneas de colectivos, que serán derivadas por calles Salta, Rojas, Perú, avenida Belgrano, para su reingreso por Maipú. Incluso, se estudia la posibilidad de efectuar una prueba piloto este sábado a los efectos de aceitar los nuevos recorridos.
De esta manera, Transporte avanzó sobre este tema, luego de que el Concejo Deliberante de la Capital aprobara en Comisión (y mañana en sesión ordinaria) el proyecto de by pass impulsado por el Ejecutivo municipal. Este proyecto apunta a prohibir el estacionamiento vehicular en las calles por las que se derivará el servicio de transporte y la ubicación de las nuevas paradas. Así, se complementa con la ordenanza aprobada en 2006, que prohibe la circulación de colectivos a los efectos de preservar la estructura del convento, la que se encuentra seriamente dañada producto del sismo y las vibraciones del tránsito pesado.
Al respecto, el director de Transporte, Carlos Regalado, explicó que son 25 líneas las que se derivarán por calle Salta y que dejarán de circular por Esquiú, entre Salta y Maipú. “Nuestra idea es implementar el sistema a partir del lunes próximo. Incluso, si los tiempos se dan, vamos a intentar realizar una prueba piloto este sábado para aceitar el nuevo sistema de circulación”, expresó el funcionario a El Esquiú.com.
De acuerdo con lo explicado, por calle Rojas subirán las unidades afectadas a las líneas urbanas (del 100 al 106); mientras que por calle Perú circularán los colectivos de las líneas que ingresan por el sur de la Capital y principalmente de Capayán, Miraflores, Coneta y Nueva Coneta, que poseen un tránsito previsto cada treinta minutos y pertenecen a las empresas 20 de Julio, Brunello, Las Malvinas, entre otras.
Por otro lado, las líneas pertenecientes al servicio interurbano (200 al 207) serán distribuidas entre avenida Belgrano y Rojas. En la mayoría de los casos, se prevé un reingreso al centro por calle Maipú, para retomar, en algunos casos, su circulación por Esquiú.
Tras asegurar que en el transcurso de estas horas, Transporte procederá a notificar, a través de resolución, a las empresas de transporte afectadas, Regalado reconoció que el nuevo esquema no cayó bien en el ánimo de los empresarios. “Sucede que, a partir de esta nueva modalidad, los recorridos de los colectivos tendrán los mismos horarios pero serán más largos. Aparte, ellos continúan planteando el tema de las tarifas y otras cuestiones”, sostuvo.
Regalado consideró que retirar los colectivos de Esquiú significará prohibir de manera estricta la circulación por las calles del by pass, porque los colectivos deben tener una circulación libre y no complicada. “Sucede que Salta y Maipú, van a pasar a tener un tránsito muy congestionado”, explicó al tiempo que aseguró que “será el usuario quien determine si este nuevo esquema da resultado. Todo esto es experimental y se deben evaluar sus resultados”.
Además, explicó que la empresa Mogueta cuenta con trece líneas en el centro, la Cooperativa San Fernando posee cinco y la empresa El Nene alrededor de cuatro. A ello, deben sumarse aquellas provenientes desde Capayán. En cuanto a las paradas, se utilizarán espacios paralelos a las que se encuentran vigentes actualmente. “Son 60.000 usuarios que usan el servicio por día. Por ello, todo lo que va a implicar esta medida debe estar bien instrumentado y con la correspondiente información a la comunidad”, concluyó.

Comentarios

Otras Noticias