Salud

Madres fumadoras, hijos con trastornos de hiperactividad

Más chances de sufrir Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.
sábado, 25 de septiembre de 2010 · 00:00

Una investigación norteamericana aseguró que los menores nacidos de madres que consumieron tabaco durante el embarazo tienen muchas más chances de sufrir Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Este mal también afectaría los chicos expuestos al plomo en la primera infancia.

La investigación fue realizada por expertos del Hospital Infantil de Cincinnati, en los Estados Unidos, y se basó en las consecuencias negativas que sufren los hijos de madres que fumaron durante el embarazo.

El trabajo incluyó a 3.907 chicos de entre 8 y 15 años, de los cuales un 8,7% sufría Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Luego, consultaron a las madres sobre su adicción al cigarrillo durante el embarazo y midieron el nivel de plomo en sangre de los menores. Los resultados arrojaron que los expuestos al tabaco cuando estaban en gestación eran un 2,4 más proclives a sufrir TDAH que los que habían tenido madres no fumadoras.

En tanto, se comprobó que los que contaban con 2,3 veces más plomo en sangre que lo normal también tenían más posibilidades de sufrir este trastorno.

Y cuando los chicos habían estado en contacto con los dos contaminantes, los riesgos de padecer este mal se multiplicaban por ocho.

“Entre los niños que estuvieron expuestos prenatalmente al tabaco las cifras de hiperactividad fueron de un 16%, y de un 13% en el caso del contacto con el plomo. El porcentaje para los casos de exposición a los dos agentes fue del 28%”, informó Tanya Froehlich, autora principal de la investigación.

La especialista aconsejó a los padres de los niños “ser conscientes de que la exposición prenatal al tabaco y al plomo en la niñez están relacionadas con unas mayores posibilidades de TDAH en sus hijos, por lo que deben tomar medidas para reducir este riesgo. Por ejemplo, las mujeres tienen que ser advertidas de la necesidad de dejar de fumar antes de quedarse embarazadas. También deben saber que hay que reducir la exposición de sus hijos al plomo”, que puede hallarse en latas viejas de pintura o en cañerías de agua corriente. Debido a esta última cuestión, recomendó abrir la canilla y dejar correr unos minutos el agua antes de beberla o cocinar con ella.

“Es importante que los niños se laven bien las manos antes de comer y que consuman una dieta rica en hierro y calcio, ya que los menores con dietas pobres en estos nutrientes absorben más plomo“, agregó Froehlich.

Según explicó, “se podría reducir en un 35% los casos de hiperactividad en niños de 8 a 15 años evitando su contacto con el tabaco y el plomo”.

 

Comentarios

Otras Noticias