OSEP quiere limitar las derivaciones

Cerca de 6000 afiliados se atienden fuera de Catamarca

Viajan en busca de atención unas 480 personas por mes. La obra social destina más de 26 millones de pesos por año en cobertura por traslados a otras provincias.
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00

La Obra Social de los Empleados Públicos de la provincia (OSEP) destina alrededor de 26,4 millones de pesos anuales en concepto de derivaciones de afiliados a otras provincias, lo que representa del 8 al 10 por ciento de los gastos totales que posee la entidad.
Se llega a esta cifra porque alrededor de 5760 afiliados viajan cada año, lo que insume 2,2 millones de pesos cada mes.
A partir de esta realidad, se trabaja en la conformación de una Comisión de Derivaciones, con participación del Colegio Médico y de sociedades científicas, a los efectos de analizar los pedidos y promover que las prestaciones médicas se resuelvan en esta provincia, salvo casos especiales.
De acuerdo con lo explicado por la doctora Gladys del Valle Buschaski, gerente general de la OSEP, la idea pasa por conformar una comisión que evalúe las condiciones de cada paciente que solicita derivación en forma particular, promoviendo, principalmente, que se agoten las instancias de atención de patologías en esta provincia. “La idea es reducir los costos que la obra social posee en materia de derivaciones, posibilitando, entre otros aspectos, que estos recursos queden en la provincia optimizando servicios y mejorando el pago a prestadoras locales”, explicó.
Tras asegurar que la obra social “no es un ente derivador sino controlador”, la funcionaria aseguró que “quienes determinan las derivaciones son los profesionales médicos, porque una vez realizada la historia clínica y el correspondiente pedido, es muy poco lo que la OSEP puede cuestionar”.
En este sentido, Buschaski informó a El Esquiú.com que se mantuvieron reuniones informativas con autoridades del Colegio Médico para avanzar en esta propuesta. “No queremos limitar derivaciones porque sí. En cambio, apuntamos a optimizar los recursos existentes en la provincia, ya que se trata de un problema que nos atañe a todos, por lo que se deben coordinar esfuerzos en un fin común”, agregó, aunque aclaró que “el paciente tendrá la mayor prestación posible, intentando resolver su caso acá. De no ser posible, la Comisión podrá autorizar el traslado a otro centro de mayor complejidad”.
A partir de esta propuesta, la obra social apunta a limitar el porcentaje actual de derivaciones, sin que esto implique un compulsivo rechazo de solicitudes presentadas por los afiliados. En consecuencia, la mayor disponibilidad de recursos permitirá, en teoría, efectuar un mayor reconocimiento a prestadores y una optimización de las prestaciones existentes en Catamarca.
En el caso específico de las derivaciones, la OSEP aprueba el traslado de pacientes que poseen patologías que no se pueden resolver en esta provincia, o por las que la obra social no cuenta con convenio, o sobre las prestaciones que no se efectúan en esta provincia.
En estos momentos, el promedio de afiliados que se trasladan por mes a otras provincias para ser atendidos oscila en 480 personas. De este total, el 63 por ciento de los pacientes se hallan encuadrados dentro de cinco especialidades: Oftalmología (18 por ciento), oncología (16 por ciento), traumatología (13 por ciento), neurología (10 por ciento), y cardiología (8 por ciento).
El 35 por ciento restante responden a otras patologías críticas.
En este contexto, la funcionaria explicó que son tres los principales destinos que promueven las derivaciones que se autorizan en esta provincia: Córdoba, Buenos Aires y Tucumán. En el caso específico de Córdoba absorbe el 75 por ciento de los traslados y la obra social cuenta con delegación y convenios directos con prestadores de primera línea como el Hospital Allende, El Salvador, Italiano, Mayo, entre otros. En segundo lugar, se ubica Buenos Aires con el 15 por ciento, con prestadores como el Hospital Naval, Italiano, la Fundación Favaloro, etc; y en tercer lugar, queda Tucumán con el 8 por ciento, con centros de atención como el Hospital 9 de Julio, y el Modelo, entre otros. Mientras tanto, existe un 2 por ciento que poseen diferentes destinos y que obedecen a afiliaciones en tránsito, o traslados a Salta, donde se encuentra un centro de referencia que atiende patologías tiroideas complejas. En la mayoría de los casos, se brinda cobertura de pasajes, hotel, y eventualmente comida para aquellos pacientes de largo tratamiento.
Si bien el promedio de gasto mensual prestacional por derivaciones es variable, desde la OSEP estiman que el costo oscila en 2.200.000 de pesos y que representa entre el 8 y 10 por ciento del gasto total mensual que pose la obra social. En consecuencia, la mayor porción en el pago a prestaciones se la lleva Córdoba, con una suma mensual que oscila en 1.500.000 pesos, producto de recepcionar el 75 por ciento de las derivaciones aprobadas en Catamarca.

Comentarios

Otras Noticias