Dictaron la conciliación obligatoria en fábricas alimenticias

miércoles, 11 de mayo de 2011 00:00
miércoles, 11 de mayo de 2011 00:00

El conflicto que se inició en las fábricas pertenecientes al rubro alimenticio ingresó ayer en un impass, producto de la conciliación obligatoria convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.
En este sentido, Juan Carabajal, secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación de Catamarca (STIA), confirmó la medida dictada por el ministerio nacional. “Se dictó la conciliación por el lapso de cinco días para entablar una negociación entre las partes y, de no surgir novedades o una eventual solución, desde ahí quedan liberadas las partes para continuar su plan de lucha”.
Si no se llega a un acuerdo en las negociaciones que se iniciarán hoy en Buenos Aires, Carabajal afirmó que “se van a profundizar las medidas de fuerza y no descarto la posibilidad de avanzar en un bloqueo a las plantas y permanenecer en reunión permanente con las bases”.
“La situación de los trabajadores es crítica y el sector empresarial no brinda las respuestas que la realidad actual demanda. Por ello, el plan de lucha que se inició en todo el país”, señaló Carabajal.

Planteos

Cabe recordar que los trabajadores de la alimentación solicitan un monto fijo previsto en 4.000 pesos de básico y algún tipo de arreglo en relación con los sueldos. Mientras tanto, el sector patronal había ofrecido un incremento salarial del 24 por ciento, pero abonados en forma escalonada hasta marzo de 2012, lo que fue rotundamente rechazado por las bases gremiales.
En el caso de Catamarca, las medidas de fuerza consistían en un quite de colaboración en las dos últimas horas por turno, en las fábricas Camino S.A. y a la multinacional Arcor.
 

Comentarios