La prevalencia de la discapacidad va en aumento en todo el mundo

Según la OMS y el Banco Mundial
lunes, 17 de diciembre de 2012 00:00
lunes, 17 de diciembre de 2012 00:00

En el mundo, alrededor de un 15% de la población, o mil millones de personas viven con algún tipo de discapacidad, según el Informe Mundial sobre la Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM), cuya versión completa en español fue presentada en Buenos Aires.
Según la OMS, en los próximos años, la discapacidad será un motivo de preocupación aún mayor, ya que su prevalencia está en alza como consecuencia del envejecimiento de la población y del aumento mundial de enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos de la salud mental.
Según estudios realizados en la región, las discapacidades más frecuentes son de movilidad, visuales, discapacidad mental, intelectual, de comunicación y visceral. Las principales causas reportadas son enfermedades crónicas, problemas degenerativos de la edad, accidentes de todo tipo, problemas relacionados con el embarazo y el parto, y enfermedades profesionales.
Argentina ha sido elegida como el primer país de habla hispana para realizar el lanzamiento conjunto de este documento elaborado por la OMS y el BM. “Con el informe, cumplimos la iniciativa de poner a disposición la mejor evidencia disponible sobre discapacidad para la formulación de políticas y programas”, explicó el asesor regional de Discapacidad y Rehabilitación de la OPS, Armando Vásquez, durante el acto de presentación del estudio, organizado por la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS).
Por su parte, el secretario de Política, Regulación e Institutos de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, destacó que “Argentina ha avanzado en la financiación necesaria para las personas con discapacidad”, resaltó las respuestas que propone el estudio y agradeció a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en esta temática.
En todo el mundo, las personas con discapacidad tienen peores resultados sanitarios y académicos, una menor participación económica y unas tasas de pobreza más altas que las personas que no las sufren. En parte, ello es consecuencia de los obstáculos que entorpecen el acceso de las personas con dificultades a servicios que suelen considerarse accesibles, en particular la salud, la educación, el empleo, el transporte, o la información. Esas dificultades se exacerban en las comunidades menos favorecidas.
“Esperamos que, con este informe, los gobiernos y la sociedad civil incluyan a la discapacidad como un asunto necesario en el desarrollo”, subrayó Aleksandra Posarac, de la división de Discapacidad y Desarrollo del Banco Mundial.
“Debemos trabajar sobre políticas públicas que apuesten a la inclusión plena y a la autonomía de las personas con discapacidad”, coincidió el interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Pedro Mouratian.
Según las estimaciones de la población mundial en 2010, más de mil millones de personas (15% de la población global) viven con algún tipo de discapaci­dad. Esta cifra es superior a las estimaciones previas de la OMS, correspondientes a la década de 1970, que eran de aproximadamente un 10%.
Según la Encuesta Mundial de Salud (EMS), cerca de 785 millones de personas (15,6%) de 15 años y más viven con una discapacidad, mientras que el proyecto sobre la Carga Mundial de Morbilidad estima una cifra próxima a los 975 millones (19,4%).
El sondeo señala que, del total estimado de personas con discapacidad, 110 millones (2,2%) tienen dificultades muy significativas de fun­cionamiento, mientras que las personas con discapacidad grave son 190 millones (3,8%). Solo la Carga Mundial de Morbilidad mide las discapacidades infantiles (0-14 años), con una estimación de 95 millones de niños (5,1%), 13 millones de los cuales (0,7%) tienen “discapacidad grave”.

Cifras al alza
El número de personas con algún tipo de inhabilidad está creciendo. Esto se debe al envejecimiento de la población (las personas ancianas tienen un mayor riesgo de dis­capacidad) y al incremento global de los problemas crónicos de salud asociados a discapacidad, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y los trastor­nos mentales. Se estima que las enfermedades crónicas representan el 66,5% de todos los años vividos con discapacidad en los países de ingresos bajos y medianos. Las características de la discapacidad en un país concreto están influidas por las tendencias en los problemas de salud y en los factores ambientales y de otra índole, como los accidentes de tráfico, las catástrofes naturales, los conflictos, los hábitos alimentarios y el abuso de sustancias.
Fuente: Doc Salud

Comentarios

Otras Noticias