Deficiencias en los servicios básicos y viento zonda

Navidad sin luz ni agua, la realidad de muchos vecinos del Valle Central

Las altas temperaturas en la Nochebuenba y Navidad, sumadas a la falta de los servicios básicos, imposibilitaron los festejos de muchos.
martes, 25 de diciembre de 2012 00:00
martes, 25 de diciembre de 2012 00:00

Luego de una Nochebuena con altas temperaturas, el Valle Central amaneció con fuertes vientos que derribaron postes de alta tensión y dejaron sin energía a varios barrios de la ciudad. Las ráfagas de viento alcanzaron los 38 kilómetros por hora y produjeron la caída de postes y árboles, que a su vez cortaron cables del tendido eléctrico, afectando la provisión del servicio en varios barrios.
Desde hace varios días los vecinos que residen en distintas zonas de la ciudad y del departamento Valle Viejo reclaman por la correcta prestación de los servicios básicos, situación que se agrava y se hace sentir aún más con el intenso calor de los últimos días. El fin de semana que pasó no fue la excepción, como tampoco lo fueron los días de festejo de la Navidad.
A primeras horas de la mañana de ayer el viento zonda que se desató en la ciudad provocó la caída de varios postes del tendido de media tensión, lo que interrumpió el suministro de energía a cientos de usuarios que debieron esperar hasta cerca del mediodía para que se repararan los daños y se realizara la reconexión del cableado.
La intensidad del viento hizo que varios árboles y ramas de grandes dimensiones se cortaran e interrumpieran el tránsito en sectores como el Paseo General Navarro y barrios del norte, en la zona de Los Terebintos.
También en la zona norte de la Capital, las ramas que cayeron sobre el tendido ubicado en las inmediaciones de la avenida Choya provocaron la salida de servicio de una línea de media tensión que llega hasta la avenida Los Terebintos, según la respuesta de operadores de la empresa.


Polvo en suspensión

El viento provocó que la tierra cubriera el paisaje de la ciudad de polvo en suspensión, lo que se mantuvo por toda la jornada del martes.
Los sectores del norte capitalino, donde se realizan obras de construcción de viviendas y también en las inmediaciones del CAPE y del Predio Ferial, el polvo en suspensión en el aire se hace visible.
La escasa forestación agudiza el reclamo de los vecinos, quienes requieren de inmediato una respuesta para palear esta situación.
Si bien las ráfagas de viento más fuertes sucedieron por la mañana, en horas de la tarde también el viento volvió a causar molestias, con una intensidad por arriba de los 38 kilometros por hora.


Reclamos

Los vecinos del barrio El Jumeal padecen la carencia de agua desde el mes de septiembre; desde las 500 viviendas, barrio Achachay y la zona centro hicieron llegar hasta este diario su reclamo y dieron a conocer su malestar por la falta de agua y luz desde hace varios días. Según dijeron, ya realizaron las solicitudes formales correspondientes ante las empresas prestatarias sin encontrar ninguna solución a su requerimiento, que es básicamente que se restablezca el servicio.
Los reclamos por deficiencia en la prestación de los servicios básicos en los barrios de la zona alta de la ciudad también son una constante, como también en los departamentos del interior, que se encuentran afectados por la escasez del servicio y los problemas en la distribución.
La situación de muchos residentes de distintas zonas de la ciudad se ve complicada porque en muchos casos las familias deben pasar más de dos días consecutivos sin servicios, lo que afecta las actividades diarias para las que se requiere de la energía o el agua potable para su ejecución.

Comentarios