Operativos de la AFIP detectaron trabajo esclavo en fincas de Santa Rosa

martes, 04 de diciembre de 2012 00:00
martes, 04 de diciembre de 2012 00:00

En distintos operativos de fiscalización llevados a cabo por personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que llegó al departamento Santa Rosa procedente de Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Catamarca, se detectaron obreros en precarias condiciones laborales, informaron desde el área de prensa de la comuna de Santa Rosa.
Los agentes fiscales recorrieron distintos campos ubicados en La Bajada, El Retiro, Bañado de Ovanta, Puesto de La Viuda y Mistol Ancho, donde había peones rurales de Santiago del Estero contratados para el desflore de maíz. En algunos de esos establecimientos agrícolas -aseguraron- se constató que los trabajadores “estaban alojados en casillas de chapa, sometidos a jornadas laborales de diez horas, sin energía eléctrica y sin agua potable, usando agua de los propios pozos que son usados para riego, con la peligrosidad que esto implica ya que en el lugar se usan poderosos agroquímicos”. También se informó que “hay campos en los cuales los peones son muy bien atendidos, con todas las condiciones para su bienestar”.
A raíz de los casos detectados se efectuaron múltiples denuncias que en la mayoría de los procesos fueron caratuladas como “Trata de personas” y “Reducción a la servidumbre”. La AFIP, bajo la resolución general 3072, puede aplicar sanciones administrativas en materia de trabajo ilegal y se le permite también adoptar medidas preventivas pertinentes a cada caso.

Multinacional

De acuerdo con la información generada desde Santa Rosa, algunos de esos campos visitados fueron arrendados por la multinacional Monsanto, y allí se realiza el cultivo de semilla de maíz para su exportación. “Los empleados eran ocupados por la firma rural Power S.A, sus salarios eran retenidos y estaban obligados a abonar los alimentos que consumían a su propio empleador a un precio muy superior al de plaza”, dijeron.
Según relataron los trabajadores, en su mayoría nacidos en Santiago del Estero, llegaron a la empresa con la promesa de un trabajo digno que jamás se cumplió. Según la denuncia, padecían una situación de penuria, vivían y trabajaban en un predio compuesto por casillas de 2,20 por 1,50 metros sin aislante térmico, ni contra insectos. Además, supuestamente les estaba prohibido abandonar el sitio sin autorización del encargado designado.
Los operativos se registraron en las Fincas Yaquincho que alberga a siete empresas agrícolas: Yunque, Agro Mistol Ancho, El Remanzo, entre otras.

Fumigaciones sin control

En otro punto de la denuncia, se recordó que Monsanto se radicó en Catamarca, más precisamente en el este de la provincia, y en los últimos días recibió denuncias de pobladores “por las intensas fumigaciones sin control y ahora en operativo de AFIP es detectado con personal en situación de ‘trabajo esclavo’”.

Comentarios

Otras Noticias