Grupo solidario cumplió 13 años ayudando a los peregrinos

jueves, 6 de diciembre de 2012 00:00
jueves, 6 de diciembre de 2012 00:00

Con la premisa de asistir al peregrino en su caminar hacia la Virgen del Valle, un grupo de personas trabaja incansablemente en plena ruta N°38, a la altura de “La Antena”. Allí dan de comer y beber a los cientos de caminantes que ingresan a la provincia en estas fechas para venerar a la Virgen del Valle. En el lugar, montaron una cocina provisoria y con la ayuda de muchos particulares, unas treinta personas permanecen día y noche.
Alicia López, integrante de la organización solidaria, fue quien por una promesa a la Virgen se comprometió, hace trece años, a asistir por el tiempo que duren las fiestas a los peregrinos, pero una vez que lo concretó, familiares, vecinos y amigos se sumaron al desafío. En total, son más de treinta personas.
De este modo, Alicia le contó a El Esquiú.com que “en este grupo está la familia López y gente amiga de la zona. Comencé con la promesa y seguimos haciendo esto que es tan lindo. A lo nuestro se suma mucha gente, panaderos anónimos, carniceros, empresarios, comerciantes y particulares nos ayudan a recibir a los peregrinos. Aquí no hay política, aquí somos todos gente humilde que trabaja todo el año y en cada fiesta damos un poquito a quienes lo necesitan”.
Se conoció que varios integrantes están radicados en Buenos Aires y desde allí se vienen a sumar a los vecinos chacareros, y una vez todo juntos, se dividen las tareas.
En el lugar, las mujeres cocinan, limpian, los hombres se ocupan de la leña y de ayudar, los peregrinos allí se pueden refrescar, desayunar, almorzar o cenar, según el horario en que pasen por la ruta. También pueden cambiarse, porque disponen de un colectivo vacío, o ir al baño que entre todos alquilaron, ante la falta de respuesta municipal.
“Los peregrinos están muy agradecidos, llegan todos los años y saben que aquí un plato de comida van a encontrar, porque en todo el camino ellos no consiguen ni agua. Imagínense, llegan cansados, con sed, y nos gusta ayudarlos”, finalizó Alicia.
 

Comentarios