Para tranquilidad de los niños y familias de la Perla del Oeste

La próxima semana podrían llegar fondos a comedores de Andalgalá

El dinero será para pagar el monto pendiente a los proveedores.
viernes, 7 de diciembre de 2012 00:00
viernes, 7 de diciembre de 2012 00:00

Los fondos para garantizar la continuidad del servicio de los comedores comunitarios andalgalenses llegarían la próxima semana.
La directora del Programa Pro Igual de Oportunidades (PIO), Inés Barros, aseguró que a fines de la semana que viene se efectuarán las transferencias para las escuelas que ya están terminando su ciclo lectivo. El objetivo es que los colegios puedan pagar a los proveedores.
No obstante, la funcionaria no pudo precisar el monto que se transferiría. “Se va a acreditar y así se va a dar cumplimiento en esta etapa con el pago a los proveedores que están pendientes”, aclaró la funcionaria.
“La demora se debió a que estuvimos parados una buena parte y ahora estamos con la transferencia de los fondos retrasados”, explicó.
Según la directora, los quites de colaboración que se realizaron en el Ministerio de Desarrollo Social demoraron los trámites.
“El próximo año, las escuelas van a comenzar sin deuda. Cuando comenzamos la gestión había hasta seis meses de deuda con los proveedores”, informó Barros.
“A pesar de las demoras que podemos tener, es exitoso lograr que se pueda pagar a los proveedores en este período 2012 que se cierra”, consideró la funcionaria.
La luz de alerta se encendió en varios hogares de escasos recursos de Andalgalá tras la noticia de que los niños que concurren a los comedores municipales podrían quedar sin un plato de comida, debido a la falta de fondos.
La decisión se debe a las escasas partidas que recibe el municipio, lo que dificulta afrontar el costo mensual.
“Vamos a dar cumplimiento a lo que yo siempre planteé desde que asumí la gestión, que es que los chicos asistan directamente a los comedores”, dijo el director de Acción Social, Darío Contreras.
Sin embargo, por decisión de la Secretaría de Hacienda, se van a suspender las viandas, “porque con lo que manda el programa PIO no alcanza para cubrir todo lo que se está gastando. Entonces hay un reajuste en ese sentido”, aclaró Contreras, al tiempo que señaló que por lo tanto, el niño que desee almorzar deberá asistir a los comedores municipales.
Cabe destacar que el programa PIO enviará las partidas hasta el 20 de este mes y volverá a hacerlo en marzo, por lo que la comuna deberá afrontar los costos de manera total, razón por la cual la atención sólo está garantizada y será normal hasta esa fecha.
“Vamos a ver si el municipio va a tener los fondos para costear los gastos”, mencionó.
La comuna destina cerca de 70.000 pesos mensuales a los comedores.

Comentarios