Los aumentos de salario no alcanzaron a cubrir la escalada de la inflación

martes, 01 de enero de 2013 00:00
martes, 01 de enero de 2013 00:00

El poder adquisitivo del sector asalariado tuvo una pérdida del 5% al cierre del 2012, más allá de los ajustes concedidos por las paritarias, según observó la Fundación Pensar

En un informe –realizado por el economista Lucas Ronconi y supervisado por Fernando Santillán– se mencionan las "señales preocupantes" que se ciernen sobre el mercado laboral y sobre el nivel de ingresos que presentan los sectores asalariados al concluir el presente año.

El centro de estudios destacó su inquietud por los datos que exhibe el mercado de trabajo, ya que durante el último año "se destruyeron más de 100 mil empleos asalariados en el sector privado y la tasa de desempleo aumentó hasta alcanzar 7,6 por ciento".

Allí, también se mencionó el "deterioro" que presenta el poder adquisitivo del salario, hecho que, a juicio de los especialistas, "genera preocupación", ya que se consignó que si bien los ingresos nominales de los trabajadores se incrementaron en lo que va del año, pasando de un promedio mensual de 3.100 pesos durante el cuarto trimestre de 2011 a 3.347 pesos en el segundo trimestre de 2012, "el poder adquisitivo cayó 5% producto de la elevada inflación" en el período mencionado.

Los técnicos de la Fundación Pensar mencionan la existencia de un millón y medio de desocupados en la Argentina, aunque consignaron que si a este dato se le suman también la masa de subocupados y aquellos que abandonaron la búsqueda de empleo por falta de oportunidades, dicha cifra trepa a 3,5 millones de personas de la población económicamente activa.

El estudio agregó que "el problema no se reduce sólo a los desocupados: también hay problemas entre los que tienen empleo: el ingreso real cayó en promedio 5% en lo que va del año, producto de la elevada inflación".

También se mencionó la "destrucción del empleo" que se registra en "firmas del sector privado", y se destacó que "el incremento en el desempleo mencionado en el punto anterior se produjo porque la cantidad de empleos creados fue inferior al incremento en la participación laboral de la población".

"La situación sería más grave si el incremento del desempleo viniera acompañado de una caída en la cantidad total de puestos de trabajo", se indicó en el presente estudio.

Al mismo tiempo, el informe refirió que "si el empleo público se hubiera mantenido constante, hubiera habido una destrucción neta de empleo y un aumento mucho mayor de la desocupación", y se indicó que la caída en el empleo privado y el crecimiento de la plantilla del sector público está ligado al "modelo vigente".

"El empleo asalariado del sector privado –según se expresó–, que representaba poco más de 60% al comienzo del primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner, fue cayendo a través del tiempo y en la actualidad alcanza 58,4 por ciento". 

Comentarios

Otras Noticias