El Circo abrirá sus puertas al público

El debut de “Veracruz” será hoy y no tendría actos con animales
jueves, 10 de enero de 2013 00:00
jueves, 10 de enero de 2013 00:00

Por un permiso con el que cuenta el circo mexicano “Veracruz” que le permite circular con animales, el circo abrirá sus puertas pero no tendría actos con animales y éstos deberán ser devueltos para exhibición al público, pero no para su actuación.
A pesar de las denuncias y del accionar de la comuna de Valle Viejo, un autorización enviada desde la Secretaría de Fauna de la Nación, que da cuenta de que tienen un permiso para circular con los animales, pese a ser especies en peligro de extinción, nada se podría hacer a pesar de la ordenanza que prohíbe esta práctica.
La denunciante y presidenta de la Asociación Protectora de Animales, Liliana Tula, manifestó que “estamos totalmente indignados con esta situación, de saber que no hay leyes que amparen a los animales y pugnen por su bienestar”.
El caso del circo produjo un gran repudio en las redes sociales y en toda la sociedad, ya que desde hace varios años no se instala en la provincia un circo de estas características en virtud de la ordenanza que lo prohíbe, la cual se respetó hasta ahora. Se trata de la ordenanza Nº970 del año 2008, la cual impide los espectáculos públicos en vivo con la utilización de animales, y lo normado a través de decreto provincial Nº 1.064, que adhiere a las normativas nacionales de protección de la fauna y faculta como órgano de aplicación al mencionado organismo provincial.
El agravante del caso es que ante la falta de lugares para alojar a los animales, Fauna en ningún momento pudo llevar los animales ni poner en práctica el secuestro; por ende, leones, osos y demás animales permanecen en el predio en cercanías a la Plaza del Aborigen de Valle Viejo.
Teniendo en cuenta que estos animales deben alimentarse, se difunde en medios radiales la necesidad de donar al circo “animales quebrados o lastimados que no sirvan, para el alimento de los tigres y leones”, lo que no sólo causa indignación sino que refleja la falta de respeto a las normas vigentes y la extraña autorización de la Secretaría de Fauna de la Nación.
 

Comentarios