Empleados reclamaron por estabilidad laboral

Solicitan ser contratados por la comuna y un incremento de haberes.
lunes, 14 de enero de 2013 00:00
lunes, 14 de enero de 2013 00:00

En las primeras horas de la mañana de ayer, alrededor de treinta trabajadores que prestan servicio en el área de Higiene Urbana de la Municipalidad de la Capital cortaron la avenida Acosta Villafañe y quemaron gomas en reclamo por mejores condiciones laborales.
Desde las seis de la mañana, los empleados iniciaron el reclamo, que duró alrededor de una hora y media. Éstos, según explicaron, pertenecen al Plan de Inclusión Social y Cooperativas que realizan tareas de recolección, barrido y limpieza en la ciudad, por lo que perciben 1200 pesos.
Según comentaron desde la comuna, había un compromiso de mejoras laborales, el cual consistía en contratos de servicios para los que realizaban tareas en el área. “Estamos cobrando mil doscientos pesos y para nosotros eso es poco, porque tendríamos que cobrar por las tareas insalubres, ya que todos los días estamos expuestos a residuos, vidrios y bichos de todo tipo”, señalaron los manifestantes.
En el lugar se hicieron presentes autoridades de la comuna, quienes informaron a los empleados que el intendente junto a funcionarios se encontraban analizando un aumento. En relación a ello, Daniel Zelaya, administrador de Recolección y Barrido Urbano, explicó que “por suerte se solucionó el conflicto, la manifestación era más que todo por una mejora salarial y eso desde el Ejecutivo ya lo venimos contemplando y analizando para darle una mejora a los haberes de los muchachos del capital social. La medida ahora no se continúa analizando, pero seguramente se llegará a un acuerdo para darles algún tipo de aumento. Ya hemos hablado y acordado ese tema con la gente, así que ya se está retomando las actividades del turno mañana”.
Luego de la comunicación con el funcionario, los empleados decidieron dar fin a la manifestación, levantando el corte de calle y dando paso a los automovilistas, retomando inmediatamente el servicio del turno mañana. La suspensión del reclamo se realizó en virtud del compromiso asumido por las autoridades de la municipalidad; los trabajadores aseguraron que aguardarán unos días y de no cumplirse lo prometido, retomarán el pedido.
Los empleados indicaron que requieren un aumento y ser incorporados a la planta de la municipalidad. Desde la comuna no se informó con precisión el monto del incremento que se pretende realizar, ya que según dijo Daniel Zelaya, “estamos aún analizando el aumento”, por lo que no fue posible conocer si es compatible con lo que solicitan los trabajadores.
 

Comentarios