INTA Tinogasta recomienda fumigar a los viñateros

Indica que deben hacerlo con urgencia, luego de las tormentas.
jueves, 24 de enero de 2013 00:00
jueves, 24 de enero de 2013 00:00

Los más de 10 días de lluvias en Tinogasta generaron inconvenientes en la producción. El ingeniero Jorge Casas del INTA manifestó que todos los productores deben estar atentos y recomendó que los viñateros hagan la aplicación de oxicloruro de cobre micronizado o caldo bordeles, fungicidas ampliamente conocidos y utilizados.
“Es lamentable, porque con el granizo en algunos lugares quedaron racimos en el suelo y hay impactos de la piedra en el racimo. Estas heridas son focos de entrada para enfermedades provocadas por hongos, máxime bajo estas condiciones de máxima humedad y lluvias posteriores” expreso el Ing. Jorge Casas en declaraciones a radio alfa.
En este sentido desde la institución se recomiendan tres acciones puntuales: el desmalezamiento de la planta por medios mecánicos o manuales para permitir la aireación de las plantas; el acomodamiento de los brotes que se cayeron a partir de la acción de los vientos y la aplicación de una fumigación que permitirá mantener el follaje lo que garantizaría en buena medida una maduración correcta del grano como evitaría la podredumbre del racimo.
Una tormenta de granizo del 5 de enero afectó fuertemente a un sector de olivos, conocido como Las Chacritas, el Cerro Negro, sobre la ruta nacional 40. “Eran productores que estaban con muy buena producción de la variedad Arauco, tenían muy buena carga y quedo un colchón de aceitunas y hojas en el suelo”.
El equipo técnico del INTA recorrió toda la zona olivícola hasta El Puesto, y la zona vitícola hasta Medanitos en la primera quincena de enero. “En Salado la producción viene buena tanto de vid como olivos, en Copacabana, Banda de Lucero y La Puntilla hay menos producción y esto se debe a las tomas precarias, porque hace dos meses que no pueden captar el agua para regar y si bien alivia un poco las lluvias, no tienen la intensidad de la penetración de un riego, por eso es que hay olivos por ejemplo con arrugamiento del fruto”, dijo Casas.
El diluvio del 8 de enero afectó con granizo la finca Santa Juana de Saleme que tiene alrededor de 40 hectáreas prácticamente en un 80 por ciento; y también los productores de la zona conocida como El Barrial, en un porcentaje alto tanto en viñedo como en huertas. “Y en barrio Los Palacios la afectación de los cultivos fue en un 30 por ciento. Las huertas: zapallos, sandias, melones, tomates, fueron también bastante golpeados pero por suerte en esos casos tienen chance de recuperación sino entra algún hongo, a través de las guías nuevas”, detalló el técnico.

Fuente: Voces Escritas

Comentarios