Realizaron un piquete

Vecinos de Banda de Lucero piden un puente para no estar aislados

Aseguran que el intendente miente en cuanto a sus promesas de soluciones.
viernes, 25 de enero de 2013 00:00
viernes, 25 de enero de 2013 00:00

Vecinos de Banda de Lucero, el barrio que quedó incomunicado por las lluvias en Tinogasta, afectados por el aislamiento que sufrieron sus más de 70 familias por la fuerte crecida del Río Colorado durante el temporal pasado, realizaron una manifestación el miércoles por la noche, apostados sobre la ruta nacional Nº 60, a la altura del ingreso mismo a la localidad, y cuestionaron al intendente Hugo “Grillo” Ávila diciéndole que “miente”.
Los vecinos se habían reunido con Ávila y parte de su gabinete en plenos días de las intensas lluvias, cuando el intendente pudo cruzar a pie el río (foto que circuló en los diferentes medios y redes sociales). Posteriormente se mostraron molestos por la situación, al considerar que “son todas mentiras: vienen, nos prometen bolsones para las 70 personas que vivimos acá y apenas trajeron siete (7), porque el intendente y los demás los dieron en Copacabana, cuando allá ellos tienen la posibilidad de comprar las cosas, pero nosotros no”, descargó la ciudadana Johana Pereyra.
“Estuvimos aislados más de una semana y las crecidas fueron terribles, no podíamos pasar ni siquiera a traer lo básico; el otro día sucedió algo irónico, porque se decía que se va a construir un puente para Fiambalá. ¿Y nosotros? Acá no pedimos un puente para hacer turismo, sino un puente que nos permita estar incluidos con los demás pueblos de nuestra sociedad”, dijo otra vecina, Gabriela Godoy.
Tras esta protesta se anunció que hoy el ministro de Desarrollo Social, Oscar Pfeiffer, estaría arribando a Tinogasta para conocer de cerca esta situación que plantean los pobladores de Banda de Lucero, comunidad donde se produce uva, aceituna y que es autosuficiente. Además, en la localidad se encuentra trabajando la empresa Futuvis, que es el diferimiento más grande que cultiva uva y aceituna, y que a razón del aislamiento ve paralizada su actividad productiva, ya que no se puede cruzar el río.
Sin dudas que esta desgraciada situación que viven los habitantes de Banda de Lucero es de un arrastre de gobiernos indiferentes y que hoy recae a la tan mentada trilogía gubernamental del Frente Para La Victoria, que debe encarar un real problema que viene desde hace muchos años. Pero que eso a sus pobladores no les importa, sólo quieren escuchar de sus funcionarios la palabra sincera y el compromiso real.
La manifestación de los vecinos se realiza en el ingreso al pueblo por ruta 60, aunque aseguran que si hasta el lunes no se les da algún principio de solución cortarán definitivamente la ruta, si bien por el momento el tránsito es normal.

Comentarios