El papa Francisco recibió el primer cuadro pintado en su honor

Una ex vecina del Pontífice en el barrio porteño de Flores viajó al Vaticano para entregarle el óleo.
jueves, 10 de octubre de 2013 00:00
jueves, 10 de octubre de 2013 00:00

La artista plástica Mercedes Fariña se entrevistó en el Vaticano con el papa Francisco y le obsequió el primer cuadro al óleo que se le realizó. La imagen retrata al Sumo Pontífice rogando a Dios y en segundo plano se extiende la imagen de la basílica de San José, del barrio porteño de Flores, en Argentina.

La mujer, de 36 años y ex vecina de Bergoglio en Flores, pintó el primer cuadro del mundo sobre el papa Francisco, que tituló Habemus Papam. La autora anhelaba que él pudiera ver su obra y en la mañana de este jueves logró obsequiársela personalmente, según informó ACI Prensa.

Pintar el cuadro le tomó 15 días de intenso trabajo a Fariña. Tiene 5 capas de óleo y muestra al Papa en el día de la misa de inicio del pontificado, al costado de la Basílica de San José de Flores, en donde se aprecia la frase que dijo el 13 de marzo ante la abarrotada Plaza de San Pedro: "Han venido a buscarme al fin del mundo". Dos franjas de colores aparecen sobre la iglesia sin opacarla, con forma de cruz como elemento simbólico.

Durante la misma entrevista, le entregó a Francisco un maletín con las cinco reproducciones de los cuadros con que, hasta la fecha, cuenta la serie, que tiene el aval institucional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina.

El portal ACI Prensa recordó una conversación con Fariña en Flores el día que se develó la placa del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la casa donde vivió el Papa. En esa oportunidad, la artista dijo: "Cuando Bergoglio asumió como Sumo Pontífice me dieron muchas ganas de representarlo en arte sacro y mostrar a nuestro Papa. Como somos los dos del barrio, me sentía como más allegada todavía a este gran evento".

"Los pintores a lo largo de la historia fueron un poco los instrumentos para representar lo que pasaba en la Iglesia y plasmar los relatos bíblicos. El arte religioso, a lo largo de la historia del arte, tuvo un protagonismo muy importante. Por eso yo, a través de la pintura que hice, he querido, en este siglo XXI, representar un poco lo que está pasando con nuestra Iglesia", explicó Fariña.
Infobae

Comentarios