El "shutdown" norteamericano amenaza con un default por U$S 30 mil millones

El Congreso de EEUU deberá discutir el 17 de octubre la suba del techo de endeudamiento.
domingo, 6 de octubre de 2013 00:00
domingo, 6 de octubre de 2013 00:00

El comienzo del año fiscal en los EE UU este pasado 1 de octubre comenzó un tanto agitado.

El Senado norteamericano, con mayoría republicana, opositora al presidente Barak Obama, rechazó la extensión presupuestaria dejando sin fondos al gobierno para el pago de sueldos y programas sociales por parte de las agencias estatales.

La razón sería que el gobierno no habría aceptado la prórroga por un año en la implementación de algunos aspectos de la reforma sanitaria. A partir de esto, casi un millón de personas quedaron con licencia sin goce de sueldo, al tiempo que museos, parques y programas varios se encontraron sin el sustento necesario para seguir funcionando, por lo que se procedió a su cierre temporal. Debido al límite de endeudamiento público establecido por ley, el llamado "cierre del gobierno" fue un hecho por primera vez en 17 años.

El propio jefe del Ejército estadunidense, Ray Odierno, declaró que la situación está dañando las operaciones militares cotidianas. Toda una declaración por parte de un país dispuesto a bombardear Siria. No sería raro que el mismo retroceso en la invasión al país de Medio Oriente se encuentre relacionado con el rojo presupuestario que presenta la principal potencia del mundo, lo que ya de por sí hace bastante impopular una acción de este tipo, cuando el pueblo norteamericano se encuentra cada vez más ajustado.
Frente a la obvia acusación de Obama al Partido Republicano por el "cierre", la Cámara de Representantes, controlada por la oposición, aprobó medidas para reactivar algunos servicios, pero el presidente Obama amenazó con vetarlas.
La extorsión política desde ambos bandos deja a la deriva las necesidades más acuciantes de la población.

Es que la cuestión detrás del enfrentamiento entre los bloques republicano y demócrata tiene como eje la deuda pública norteamericana y el sistema de salud. Sin embargo, a pesar de la batahola entre ambos bloques, existe un acuerdo entre ellos que prevalece a la crisis política: más deuda y más ajuste.

Comentarios

Otras Noticias