Las familias reciben el servicio mediante el traslado en camiones

Parajes de Capayán están sin agua desde hace 50 días

Piden que los organismos garanticen el servicio a los pobladores.
miércoles, 11 de diciembre de 2013 00:00
miércoles, 11 de diciembre de 2013 00:00

Los vecinos de los pueblos de Telaritos, Labradura, Pozo del Tigre, El Porvenir, y El Quemao no cuentan el suministro de agua potable desde hace 50 días, los responsables de transportar el bien preciado no lo hacen desde los últimos días del mes de octubre. La situación afecta a más de 100 familias, que no poseen la red de conexión de agua potable, y se ven afectadas por esta situación ya que dependen de la distribución de los camiones para el consumo diario; en el último mes debieron comprar los “viajes de agua” que cuestan alrededor de 600 pesos.
La municipalidad de Chumbicha es la responsable de suministrar el agua a los residentes de los cinco parajes, según el reclamo de los pobladores, quienes a su vez aseguran que “únicamente recibimos agua cuando estamos cerca de la fecha de elecciones políticas, una semana antes a las de octubre fue la última vez que recibimos”.
Los residentes de los barrios mencionados y otros aledaños sufren la falta de agua a pesar de tener aljibes donde almacenan el agua, que es utilizada únicamente para el consumo, ya que para los demás quehaceres usan de represas.
Al haber transcurrido casi dos meses sin agua potable, y al no obtener respuestas a los reclamos realizados a los delegados zonales sobre la falta del líquido vital, los vecinos expresaron que “nos dicen que no tienen ni para ellos, que no saben qué pueden hacer porque ya pidieron en la municipalidad pero no les dan respuestas. No hay quien se haga cargo de este problema”, explicó Gladys de la localidad de Telaritos.
Con indignación los vecinos comentaron que consideran “injusto que solamente les brinden el servicio de manera casi normal cuando hay elecciones, sólo les importamos cuando podemos ayudarlos con el voto, es una vergüenza que usen algo como el agua. Eso nos molesta mucho, nos indigna esta situación”, manifestó una de las mujeres que vive en el paraje Labradura del departamento Capayán, en diálogo con el Esquiú.com.

El viaje de agua, 600 pesos

Los extensos lapsos de tiempo que pasan sin agua, y no vislumbrar una pronta solución al reclamo realizado, genera que los pobladores que se encuentran en condiciones de afrontar el costo económico se vean obligados a recurrir a los camiones de agua, “aunque sea para que tomemos y no nos enfermemos”.
Si bien no todos pueden hacerlo, algunas familias compraron “viajes de agua” como les llaman, según explicaron “cada camión tiene alrededor de entre 8 y 10 mil litros de agua, pero no es algo que podamos hacer siempre, creo que tenemos derecho a acceder gratuitamente al agua, pero la realidad es otra”.
Los afectados reclaman a las autoridades que se responsabilicen por la situación que atraviesan, ya que perjudica los hábitos saludables de vida y los expone a contraer enfermedades.

Comentarios

Otras Noticias