La municipalidad modificó la medida anunciada

Marcha atrás en la decisión de reducir horas extras

Los directivos serán los responsables de considerar el cupo de cada empleado.
martes, 3 de diciembre de 2013 00:00
martes, 3 de diciembre de 2013 00:00

Ayer, después de cinco días de intensos reclamos por el “recorte” de horas extras, los empleados municipales de las áreas de Inspección General y Tránsito levantaron el quite de colaboración. El Ejecutivo municipal dio marcha atrás en el cese de otorgamiento de tiempo extra.
La “solución” se logró acordando que cada titular de las áreas determinara las horas necesarias que deberá realizar cada agente de acuerdo con las tareas que realiza.
La determinación a la que se arribó, luego de una reunión entre funcionarios de la comuna y delegados de cada dirección que reclamaba la retribución del anexo (si bien el comunicado no conformó plenamente a todos los trabajadores), fue levantar, en la mayoría de los casos, la medida de fuerza y normalizar las actividades de cada organismo.
Lo llamativo de las declaraciones, tanto de los trabajadores como de los funcionarios de la comuna, es que justificaron el reclamo en una “mala interpretación” del comunicado de la decisión de la comuna. Por ello, se emitió un nuevo comunicado, en el que se explica que los responsables de los organismos serán los encargados de otorgar la cantidad de horas que considere necesarias para garantizar el servicio.
El secretario de Gobierno municipal Hernán Martel explicó: “Durante la mañana de hoy, ya hemos tenido una solución con la gente que está en el sector de Inspección General, Policía municipal y Tránsito en lo que significa una comunicación en cuanto al otorgamiento o no de las horas extras para que todo vuelva a la normalidad. Había un mal entendimiento en lo que se había comunicado. Lo que hemos acordado es que, en la medida en que cada dirección o administración lo considere y sea necesario que efectivicen las mismas, se reducirán a cada área oportunamente como se considere”.

Servicios normalizados

El acuerdo entre las partes generó que inmediatamente se reanudaran los servicios de las áreas que se encontraban con quite de colaboración.

Contratados

El reclamo por las condiciones laborales se hizo extensivo a los trabajadores contratados de la comuna capitalina; a media mañana, un hombre se encadenó en el ingreso del edificio de Sarmiento por la recisión del contrato. Por el mismo motivo, un grupo de personas de distintas dependencias manifestó el malestar debido a que, por retrasos en el pago de impuestos a la AFIP, les comunicaron el desplazamiento de la fuente laboral. Martel recibió en su despacho a los reclamantes.

Comentarios

Otras Noticias