Ante los reiterados inconvenientes

Vecinos del B° 500 Viviendas reclaman por el colapso de la red de cloacas

La obstrucción de la cañería genera que los fétidos líquidos cloacales emerjan por los sanitarios de las viviendas afectadas.
domingo, 10 de febrero de 2013 00:00
domingo, 10 de febrero de 2013 00:00

Los vecinos del barrio 500 viviendas hicieron conocer su malestar por los constantes colapsos en las conexiones de cloacas, por este problema tres veces a la semana deben llamar a la Empresa Aguas de Catamarca SAPEM para que destape las centrales y se pueda utilizar el servicio.
La situación es complicada para los residentes, ya que el colapso genera que las aguas servidas vuelvan por los sanitarios de las viviendas, hecho que se produce hasta tanto el personal de la empresa que administra el servicio recurre al lugar y regulariza el funcionamiento, esto se repite varias veces a la semana, los arreglos que se realizan son temporarios, los vecinos requieren que se ejecute una obra que solucione definitivamente el problema.
A su vez remarcaron que la solución más urgente es la que sucede en la intersección de las calles Los Álamos y Las Margaritas, esta última en toda su extensión, el problema se repite en la calle Los Jacarandá.
En diálogo con El Esquiú.com, Remigio Romero comentó que “este problema es insostenible la verdad, mínimo tres veces a la semana se tapan las cloacas y tenemos que llamar a Aguas de Catamarca, hasta que logramos que nos atiendan y después esperar que vengan, ése es el calvario que sufrimos desde hace meses, pero que en el último tiempo es cada vez más seguido”.
A causa de los inconvenientes que genera la obstrucción de las cañerías del tendido de cloacas en el sector, Romero presentó una carta documento a la empresa, motivó la emisión del documento legal entre otras cosas, “el delicado estado de salud de mi esposa, que padece una diabetes crónica y los líquidos cloacales pueden llegar a afectarla por la debilidad que le produce su enfermedad, también lo hicimos por la cantidad de muebles que perdimos por esta situación. El agua llegaba a 20 centímetros en las casas y dañaba todo, el mal olor era insoportable; es un desastre cada vez que sucede”, señaló el vecino.
Los reiterados trabajos que se realizan en el lugar para liberar el servicio, que según los vecinos “siempre queda abierto en el medio de la calle, eso más el paso del colectivo que va y vuelve por esta calle cada 10 minutos todo el día, deja intransitable el camino. Ahora que llovió queda totalmente inundado, cuando pasa un vehículo pesado el agua casi llega hasta la puerta de las casas”.
Entre las contrariedades que ocasiona la obstrucción de la red de cloacas, los vecinos resaltaron que el mal olor que emana de las tapas de inspección ubicadas en la vía pública es constante, esto se debe “a que como tienen que hacer los trabajos varias veces a la semana directamente las dejan abiertas, cosa de venir y sacarlas nomás. Pero en los días de calor o cuando llueve es insoportable, nosotros lo que pedimos es una solución definitiva, ya estamos cansados de que vengan, destapen y se vayan, es algo de nunca terminar”, expresó Oscar Valdez.
Ante el tiempo que persiste el inconveniente con el servicio, los vecinos del barrio analizan reclamar ante las autoridades con el propósito de que se otorgue una solución definitiva al problema.

Comentarios