Hoy se reúnen los empresarios del transporte con las autoridades

Para los usuarios el aumento que piden los empresarios es excesivo

Llevar el costo del boleto mínimo a tres pesos con cincuenta afectará considerablemente la economía familiar.
miércoles, 20 de febrero de 2013 00:00
miércoles, 20 de febrero de 2013 00:00

Con el nuevo cuadro tarifario que pretenden conseguir los empresarios del transporte urbano y suburbano de pasajeros, los usuarios deben destinar mayor cantidad de sus ingresos para pagar los pasajes diarios.
La inminente suba de la tarifa del boleto urbano de pasajeros recaerá en el bolsillo de las familias que utilizan el servicio diariamente, ya que el monto mínimo que pretenden los empresarios es de 3,50.
Una familia tipo, compuesta por dos mayores y dos menores que concurren a la escuela, deberá gastar 22 pesos diarios en pasajes de colectivos, esto si se acuerda el incremento mínimo solicitado por los empresarios -que es llevar la tarifa mínima a tres pesos con cincuenta- y si los adultos de la familia trabajan en un solo turno.
Con el propósito de conocer la opinión de los usuarios con respecto al incremento del pasaje, El Esquiú.com recorrió las calles de la ciudad consultando a las personas sobre las negociaciones que se realizan entre empresarios y gobierno, los montos que requiere cada una de las partes y de qué manera afectará la suba del transporte en la economía familiar.
De los testimonios recabados, la mayoría coincide en que el monto solicitado por las empresas prestatarias del servicio es “excesivo”, y al mismo tiempo consideran que desde hace tiempo el servicio es “regular” y no invierten para mejorarlo. Entre otras cuestiones manifestaron la escasez de unidades, la distancia en el recorrido y el estado de los colectivos.
En relación con las consultas efectuadas, Angélica, del barrio Antinaco, manifestó que “es una barbaridad lo que quieren hacer, es un aumento muy de golpe, tengo dos chicos que van a la escuela, mi marido y yo trabajamos mañana y tarde, sacando la cuenta es mucho lo que tenemos que destinar para el colectivo”.
En el mismo sentido, Dardo y Ana, del barrio La Antena, Valle Viejo, expresaron que “la verdad es que es completamente incoherente lo que piden los dueños de las empresas, piensan que sólo gastamos en colectivo y no es así, hay muchos otros gastos como la comida y los servicios que tenemos que hacer y con los sueldos que tenemos realmente no nos alcanza”.
Por su parte, Natalia y Alexis, empleados de comercios céntricos y que trabajan en turnos dobles, expresaron que “estamos muy preocupados con esto que quieren los dueños de las empresas de colectivos, si el gobierno permite que se haga lo que ellos quieren, en nuestro caso vamos a trabajar para destinar más de la mitad de lo que ganamos a pagar el colectivo. En remís no se puede andar tampoco, tendremos que venirnos caminando a fin de mes”.
La mayoría de las personas consultadas por este diario coincide en que en el caso de haber un aumento, debería realizarse de manera progresiva y en montos mínimos, para que la economía de los grupos familiares no se resienta sobremanera.
El aumento del boleto estudiantil a dos pesos también generó sorpresa en las personas entrevistadas, ya que esperaban un aumento más bajo, equiparable al que actualemnte se abona por un pasaje de primera sección.
Una coincidencia entre las personas fue la necesidad de que en las decisiones que se tomen se tenga en cuenta principalmente al usuario.

Comentarios

Otras Noticias