Catequistas del Valle Central participaron de un retiro

El retiro culminó con la celebración de la Eucaristía, presidida por Mons. Luis Urbanc.
jueves, 21 de febrero de 2013 00:00
jueves, 21 de febrero de 2013 00:00

Los días sábado 16 y domingo 17 de febrero se realizó en Emaús un retiro kerygmático, con la participación de coordinadores de catequesis y catequistas de las parroquias de la Capital y de San Isidro Labrador (Valle Viejo), San José (Fray Mamerto Esquiú) y Nuestra Señora del Rosario (Paclín).
El mismo estuvo guiado por el Pbro. Claudio Castricone, de la Arquidiócesis de Rosario (Santa Fe), quien realiza esta tarea desde hace varios años en diversas comunidades, y la delegada de la Catequesis de la Región NOA, María del Valle Manchinu. Contaron con la colaboración del Pbro. Julio Murúa, responsable de la Catequesis en la Diócesis de Catamarca, seminaristas y miembros de la Junta de Catequesis. El servicio a los participantes estuvo a cargo de miembros del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y del Grupo Scout San Francisco Javier.
La temática del encuentro fue el anuncio gozoso de la Buena Noticia, para hacerla calar hondo en la mente y el corazón de los catequistas, a fin de que pudieran tener un encuentro personal con Cristo vivo que los lleve al mundo como hombres nuevos.
Este anuncio se completó con sentidas celebraciones en las que los asistentes pudieron renovar los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía. Y como la conversión estaría como incompleta sin la confesión, todos los catequistas pudieron celebrar el sacramento de la Reconciliación.
El retiro culminó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Obispo Diocesano. Mons. Luis Urbanc, en la que instó a los catequistas a renovar la tarea pastoral en sus parroquias para que la catequesis no se reduzca a la preparación para recibir un sacramento sino que pueda ser una verdadera iniciación cristiana, como aprendizaje gradual en el conocimiento, amor y seguimiento de Jesucristo.
“Evangelizar significa anunciar la Buena Noticia. Y la Buena Noticia que el cristiano comunica al mundo es que Dios, el único Señor, es misericordioso con todas sus criaturas, ama al hombre con un amor sin límites y ha querido intervenir personalmente en su historia por medio de su Hijo Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros, para liberarnos del pecado y de todas sus consecuencias y para hacernos partícipes de su vida divina” (Juan Pablo II- homilía en Veracruz, México- Lunes 7 de mayo de 1990).

Comentarios

Otras Noticias