La primera reunión del año 2013

Deliberó el Consejo Diocesano de Pastoral

domingo, 17 de marzo de 2013 00:00
domingo, 17 de marzo de 2013 00:00

Con la presencia de alrededor de 70 delegados de parroquias, movimientos, instituciones, sacerdotes y religiosos de la Diócesis de Catamarca convocados por el Obispo, Mons. Luis Urbanč, se reunió el pasado viernes el Consejo Diocesano de Pastoral (CODIPA) en dependencias de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle. Fue la primera reunión de 2013, enmarcada en el Año Universal de la Fe y Diocesano de la Juventud, en el contexto de la Misión Diocesana Permanente, y en esta especial circunstancia, con el júbilo de la asunción del Papa Francisco.

Francisco, el hombre justo

En el inicio de la jornada, Mons. Urbanč se refirió a la designación de nuestro Cardenal Bergoglio como sucesor de Pedro. “Evidentemente éste es un signo especial y no puede quedar solamente en la perspectiva de la visión mundana sino que, leyéndolo como creyentes, tenemos que ver algo mucho más de fondo. Meditábamos el Salmo 91, me parece que está perfectamente dicho de nuestro querido Francisco, el Papa, en los últimos versos del Salmo. ‘El justo florecerá como una palmera, crecerá como un cedro en el Líbano’. Yo veo en él al hombre justo porque está con Dios, porque es un heraldo de Dios, porque ha dado siempre testimonio de Dios. Nos ha conducido, acompañado y compartido su vida desde la riqueza de la Palabra de Dios”.
“No me caben dudas de que el Señor lo fortalecerá (al Santo Padre) para que sea como ese árbol frondoso, lleno de vitalidad para proclamar sencillamente eso: que el Señor es Dios”, concluyó el Pastor Diocesano.
Posteriormente, ya entrando en la motivación para el trabajo en comisiones de los delegados, Mons. Urbanč propuso trabajar en la búsqueda de una respuesta cualificada al mundo en el que les toca vivir a los creyentes, en este Año de la Fe.
A continuación, el Pbro. Víctor Hugo Vizcarra, asesor de la Pastoral Juvenil en Catamarca, aludió a lo que está proyectado por el Año Diocesano de la Juventud , aclarando que “la vida de la Iglesia debe continuar en las cosas cotidianas donde nos santificamos y así darle una característica especial de acuerdo con las circunstancias que nos tocan vivir, en las que el Señor nos pone, especialmente en este año, el Año de la Fe y en la Diócesis particularmente, en el Año dedicado a la Juventud, pero no de una manera aislada, porque tengamos en cuenta que sigue al Año de la Familia, pero todo tendiente a que esta Misión Diocesana Permanente sea eso, Misión Diocesana y Permanente”.
Explicó entonces a los presentes las características de poner la atención en la evangelización de la Juventud, aunque no de un modo exclusivo y excluyente, sino dentro del marco de la Misión, cuya primera parte concluirá en 2016 y continuará hasta el 2020, cuando se viva el Jubileo Diocesano por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle.
Luego se conformaron los grupos de trabajo que debieron seguir las consignas dadas por el Obispo y por el Padre Vizcarra, para concluir en un plenario en el que se expusieron síntesis de las deliberaciones de los asistentes.
La jornada cerró con un momento de oración con la adoración al Santísimo Sacramento.
 

Comentarios

Otras Noticias