En la Catedral Basílica

Misa en acción de gracias por el Pontificado de Benedicto XVI

Mons. Urbanč dijo que celebraba la Eucaristía con “un dejo de tristeza y una gran vivencia de la fe”.
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00

En la noche del viernes último se celebró en la Catedral Basílica Santuario de Nuestra Señora del Valle, la Misa de acción de gracias por el Pontificado de Benedicto XVI, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, Pbro. Julio Quiroga del Pino, el Rector del Santuario y Catedral Basílica, Pbro. José Antonio Díaz.

Fecha histórica

Fieles católicos de Catamarca se congregaron a los pies de la Madre del Valle para rendir con gratitud su homenaje al Papa Emérito Benedicto XVI.
El 28 de febrero de 2013 quedará marcado en la historia del mundo entero por la despedida emocionada y agradecida al Vicario de Cristo que ha conducido a la Iglesia luminosamente durante ocho años, con palabras y obras, gestos y actitudes evangélicamente transparentes.
La celebración tuvo lugar en el marco de la Cuaresma, que invita a la conversión sincera para poder vivir jubilosamente la Pascua de Resurrección.

Homilía

En la homilía, Mons. Urbanč comenzó expresando que “esta Misa tiene un dejo de tristeza y de gran vivencia de la fe por lo que vivimos hace cinco horas. Con mucha fe y confianza en Dios, el Santo Padre dio un paso al costado para que otro asuma el ministerio de Cristo. Por casi ocho años nos ha bendecido con su ministerio; que el Señor le conceda paz”.
En otro momento, aludiendo a la barca que es la Iglesia, dijo que en estos mares que a veces están quietos y a veces turbulentos, el Papa Benedicto la supo conducir guiado por el mismo Dios. “El Papa es un hombre que está plantado junto al agua viva, porque está unido a Jesucristo para poder dar muchos frutos. Así, ha discernido que el Señor le pidió que diera este paso al costado” y hacia el final, el Obispo afirmó que “el Papa supo recordarnos la necesidad de animar la fe con el amor” y dio gracias por el Santo Padre que se alejó definitivamente de su sede.
Orar por los cardenales

Por último, Mons. Urbanč expresó que “toda la Iglesia pide para que el Espíritu Santo ilumine a los cardenales para que después de un sabio discernimiento definan al nuevo Pontífice”.
En la oración de los fieles se pidió por el Papa y todos los obispos, como también por el Colegio de Cardenales que debe elegir al nuevo Pontífice. Asimismo, se pidió por los gobernantes y por todos los cristianos.
En la despedida, tomando las palabras de Benedicto XVI “desde esta noche seré sólo un peregrino”, los participantes de la Eucaristía fueron invitados a ser también peregrinos en esta tierra que durante este tiempo de purificación y crecimiento estén atentos y solícitos a las necesidades de los hermanos.

Entrega del anillo

Ayer, el Papa Emérito Benedicto XVI entregó el anillo del Pescador al cardenal camarlengo para que sea anulado, señal de que su pontificado ha concluido.
El cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, fue secretario de Estado y como tal le corresponde hacerse cargo de la Santa Sede hasta que el Colegio de Cardenales elija al nuevo sucesor de Pedro.

Comentarios

Otras Noticias