El primer milagro promulgado por Francisco

El milagro en cuestión habría sido realizado por la Madre María Teresa Bonzel.
jueves, 28 de marzo de 2013 00:00
jueves, 28 de marzo de 2013 00:00

Según informó la oficina de prensa del Vaticano, el flamante papa Francisco recibió ayer en audiencia general al cardenal Angelo Amato, y en el curso de la reunión con el prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el pontífice firmó los decretos renociendo su primer milagro, además de admitir 62 martirios y 7 virtudes heroicas.

El milagro en cuestión habría sido realizado por la Madre María Teresa Bonzel (nacida Regina Cristina Guglielmina Bonzel), fundadora del Instituto de las Pobres Hermanas Franciscanas de la Adoración Perpetua del Tercer Orden de San Francisco, oriunda de Alemania y fallecida a los 75 años a comienzos del siglo XXI.

La mujer, quien ya había sido nombrada "Venerable" tres años atrás por un decreto del entonces Papa Benedicto XVI, habría intercedido milagrosamente por la salud de un niño de la ciudad norteamericana de Colorado Springs en el 2001, luego de que unas monjas comenzaran a rezar una novena a la Madre María Teresa y el chico se curara sin ningún tipo de explicación científica.

Además, Francisco autorizó a la Congregación para que promulgue decretos que admitan el martirio de 62 personas y 7 virtudes heoricas.

Se trata del inicio del camino hacia la santidad, que cuenta con varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios, que es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica. Luego pasa a ser beato y, finalmente, santo.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.
 

Comentarios