Peregrina desde hace 11 años y no logra que el Registro Civil realice el trámite

Un joven perdió sus dedos y no puede obtener su documento de identidad

Ve amenazada la certificación de la finalización de sus estudios y nunca pudo obtener un trabajo por estar “indocumentado”.
miércoles, 01 de mayo de 2013 00:00
miércoles, 01 de mayo de 2013 00:00

Un joven de 27 años viene peregrinando infructuosamente desde hace más de una década para poder renovar su DNI. Se trata de Alfredo Andrés Belmonte, quien de niño sufrió un accidente por el que perdió parcialmente los dedos de su mano derecha, razón por la cual no pueden tomarse sus impresiones digitales y, hasta el momento, no pudo conseguir ninguna solución con las consecuencias que ello le acarrea, como por ejemplo, no poder terminar sus estudios y la imposibilidad de acceder a un trabajo por su condición de “indocumentado”.
En diálogo con El Esquiú.com, su madre, Margarita Lucía Ríos, explicó la odisea que viene soportando con su hijo con situaciones que rayan lo absurdo. Hasta tuvo que viajar a Córdoba para iniciar los trámites, pero siempre le dicen que no está iniciado el trámite y todo queda en la nada.
Alfredo perdió dos dedos y las falanges del resto de la mano derecha manipulando pirotecnia cuando tenía entre 12 y 13 años. Según comentó la madre, en su momento, cuando fue a realizar el trámite para renovar el DNI a los 16 años, se lo rechazaron porque no podían tomarle la impresión del dedo pulgar.
Allí comenzó su calvario. Le pidieron que aportara documentación, como certificados médicos, los que presentó, tanto en el Registro Civil de Andalgalá como en el de la Capital, pero nunca consiguió que su hijo obtuviera su DNI.
Durante ese tiempo, Alfredo estudió pero cada vez que debe realizar un trámite, por insignificante que sea, se ve impedido por la falta de un documento actualizado. Ahora, si bien está cursando la carrera del profesorado de Inglés en el IES y ya le queda poco para recibirse, teme verse impedido de recibir su título por esta causa.
Margarita explicó que incluso viajó a Córdoba para tratar de realizar allí el trámite ante la falta de respuestas en Catamarca, pero también fue en vano. “Hace dos meses me hicieron el trámite digital y de nuevo ‘se pierde’”, reclamó al señalar la última respuesta que obtuvo de las autoridades.

Compromiso

Por su parte, el jefe del Registro Civil de Andalgalá, José Manuel Quinteros, fue consultado respecto de este caso en particular, y públicamente dijo que invitaba a la señora y al joven damnificado para analizar la situación y tratar de buscar una solución definitiva.

Comentarios

Otras Noticias