Tomaron la escuela y cortaron el tránsito

Padres exigen refacciones urgentes en el edificio de la escuela de La Viñita

Trabajos de reparación edilicia, reposición de los servicios de agua y energía, más la desinfección por la presencia de roedores.
miércoles, 22 de mayo de 2013 00:00
miércoles, 22 de mayo de 2013 00:00

Padres de alumnos del jardín de infantes de la escuela de La Viñita se manifestaron nuevamente en la tarde de ayer interrumpiendo el tránsito en reclamo de mejoras en la infraestructura del edificio. El insistente reclamo de los padres radica en la imposibilidad de enviar a sus hijos a clase por la falta de agua desde hace dos días, la humedad en las paredes, el deterioro de la cañería y sanitarios además de la desinfección del edificio son los principales pedidos; la semana pasada y por el mismo requerimiento padres y tutores tomaron el edificio escolar pidiendo la presencia de autoridades del ministerio de Educación y de Obras Públicas para que se comprometan en brindar soluciones que hasta el momento no llegaron. A la escuela asisten 160 chicos entre los dos turnos, la mayoría es de los barrios del sector.
En medio del corte de calle, en representación del grupo, una de las madres manifestó que “en las condiciones en las que está actualmente la escuela no podemos seguir mandando a los chicos, realmente no da más; los baños son un desastre, es un solo bañito y está dentro de las salitas; hemos llegado a un punto donde esto se volvió insostenible, queremos soluciones y las queremos en verdad”.
En relación a la medida adoptada para reclamar soluciones, los padres comentaron que se reunieron a analizar la situación y decidieron “hacer sentir y escuchar el pedido, que es por la seguridad de nuestros hijos”, al mismo tiempo que señalaron que “la vez pasada cuando tomamos la escuela vinieron y nos prometieron que iban a solucionar los problemas, pero solo vinieron unos días dos o tres empleados y no volvieron más; no es como dijeron los funcionarios que estaban trabajando fuertemente en la escuela”.

Falencias

En la recorrida que El Esquiú.com realizó por las instalaciones del jardín de infantes, se observó un gran deterioro de los sanitarios y la cocina, hay desmoronamiento de azulejos; la humedad en las paredes es también una de las falencias edilicias más notables.
A su vez, los juegos que se encuentran en el patio trasero del edificio, realizados de madera y metal, no se hallan en condiciones de ser utilizados por los niños ya que carecen del mantenimiento necesario para el uso.
Una de las preocupaciones que prevalece es el estado de la cañería subterránea, la cámara séptica está ubicada en el centro del salón y el continuo uso provoca que se generen malos olores en horas de la tarde. Una de las maestras comentó que uno de los pedidos que realizaron mediante una nota a las autoridades del ministerio de educación fue que “saquen el baño de adentro de la salita, ese no es el lugar donde debe estar; pedimos que lo ubiquen en otro lado para dar mayor comodidad a los chicos”.
Entre los requerimientos que dieron a conocer padres y docentes, está la desinfección de las instalaciones, el pedido radica en que “dos alumnas de esta escuela se encuentran internadas por las mordeduras de las ratas, estamos exponiendo a nuestros hijos a esa situación y es algo que ya no estamos dispuestos a hacer”, señalaron los padres visiblemente molestos.
En relación a las necesidades de la escuela, Marta Medina, maestra del jardín, manifestó que “lo que los padres de los chicos están pidiendo es algo que viene desde hace tiempo, la verdad es que nosotros ya hemos enviado varias notas al ministerio y al gobierno pidiendo que pongan atención en estas necesidades, que son básicas para el normal desarrollo de la enseñanza”.

Comentarios